Uno de los directores de cine que ha tenido un ascenso meteórico es Quentin Tarantino, cuya primera producción formal, por decirlo de algún modo, es Perros de Reserva (Reservoir Dogs, 1992) y marcó el comienzo de una fructífera carrera que lo ha llevado a destacar en festivales de cines como Cannes Lions o la Mostra de Venecia. Esta semana llega a los cines su última producción: Había una vez en Hollywood (Once Upon a Time… in Hollywood, 2019), cuyo estreno en Estados Unidos fue hace una semana que llega a las salas mexicanas este desde este viernes y cuyo estreno es nuestro evento de la semana.

De acuerdo con información de IMDb, la producción de Había una vez en Hollywood tuvo un presupuesto de 90 MDD. En contraste, y al revisar la cantidad de ingresos que ha generado en la taquilla mundial (sin contar con lo que el dinero con el que se ha hecho en México este viernes) ha llegado hasta los 182,733,879 dólares.

Tan sólo en Estados Unidos, Había una vez en Hollywood, alcanzó los 117,400,515 dólares, mientras que en su fin de semana de estreno esta producción alcanzó los 41,082,018 dólares.

Al revisar todos estos datos, se puede apreciar que Habría una vez en Hollywood no sólo alcanzó su punto de equilibrio, sino que también generado un retorno de inversión interesante, el cual promete seguir creciendo en los próximos meses, especialmente ante la crítica positiva que han hecho los críticos de esta producción de Quentin Tarantino.

El talento de la película está compuesto por Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Emile Hirschn y Margaret Qualley, por mencionar algunos. La cinta se centra en los años 60 y sigue la historia de un actor que es vecino de Sharon Tate, quien sufrió uno de los ataques de la secta liderada por Charles Manson.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL