• Dos mujeres que aparecen en video violando el cerco sanitario en Perisur, empujando a los guardias de seguridad.

  • Incluso, al ser un lugar privado, los centros comerciales tienen el derecho de negar el acceso a las personas, que como ellas, decidan incumplir las normas.

  • Cada vez más tiendas exigen el uso de cubrebocas para ingresas a sus instalaciones, tal como Walmart o Starbucks.

En medio de la pandemia, la salud no es una decisión personal. Al estar en una sociedad, las personas están obligadas a respetar las normas comunitarias que garanticen el respeto de los derechos de los demás, pero al parecer las dos mujeres que aparecen en video violando el cerco sanitario en Perisur, no lo han entendido.

En redes sociales circula un video en el que se observa a un par de mujeres, una de ellas sin cubrebocas y la otra tapándose el cuello con él, empujando a los guardias de seguridad para entrar a la fuerza al centro comercial Perisur.

El personal insiste en indicarles que no pueden pasar hasta que tengan la indumentaria correctamente colocada, pero estas los empujan al mismo tiempo hasta que finalmente logran violar el filtro sanitario establecido por las autoridades de salud.

Debido a la pandemia, las autoridades instauraron la plazas comerciales. El gobierno de la Ciudad de México dio “luz verde” al regreso de tiendas y centros comerciales, bajo normas estrictas, pero estas mujeres rompieron las reglas.

Te recomendamos:

Incluso, al ser un lugar privado, los centros comerciales tienen el derecho de negar el acceso a las personas, que como ellas, decidan incumplir las normas y poner en riesgo la salud de los demás. Bajo la Ley están autorizadas a sacarlas por la fuerza.

Cada vez más tiendas exigen el uso de cubrebocas para ingresas a sus instalaciones, tal como Walmart o Starbucks.

Esta misma tarde reportamos que en Parque Delta, un cliente de una de sus tiendas comerciales, quiso ingresar con el cubrebocas colocado incorrectamente, tal como muchas personas lo hacen, solo se lo colocan para aparentar, poniéndoselo en el cuello, la papada o solo la boca, haciendo un uso inadecuado, porque no están de acuerdo con las normas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL