• Una de las preocupaciones actuales de las marcas es recuperar a sus clientes. Este acto es uno de los más necesarios para las marcas y empresas, el proceso de recuperación.

  • Lograr la lealtad de los consumidores y fidelizar los patrones de consumo, para conseguir estabilidad clara en los negocios es parte de la nueva realidad para las marcas. Sin embargo qué pasa cuando los clientes no son el objeto deseado.

  • Por eso te damos un conteo sobre algunas crisis con las que las marcas han tenido que pasar durante esta pandemia.

Una de las preocupaciones actuales de las marcas es recuperar a sus clientes. Este acto es uno de los más necesarios para las marcas y empresas, el proceso de recuperación ya es una realidad y las marcas están obligadas a mantener sus posiciones en el mercado, será capital ganarse nuevos clientes y a mantener a los ya ganados.

Lograr la lealtad de los consumidores y fidelizar los patrones de consumo, para conseguir estabilidad clara en los negocios es parte de la nueva realidad para las marcas. Sin embargo qué pasa cuando los clientes no son el objeto deseado de las marcas.

Qué ocurre cuando perder clientes es una opción que las marcas deciden tomar. Es una realidad que las marcas construyen día a día su reputación e imagen, tópico que será importante en el proceso de recuperación de las compañías. Sin embargo cuando los clientes son conflictivos y representan un foco de problemas es mejor desecharlos.

El uso de cubrebocas ha revelado la importancia de cumplir con las reglas de sana convivencia y también ha revelado a un nuevo subgénero de clientes, aquellos que no respetan las reglas de sanidad. Es que ahora que los empleados pidan a sus clientes que usen el cubrebocas ya es un problema.

Por eso te damos un conteo sobre algunas crisis con las que las marcas han tenido que pasar durante esta pandemia. Los clientes también son un problema y en esta cuarentena desde medir la temperatura hasta pedir que usen el cubrebocas ha representando un peligro, no solo para las marcas, también para sus empleados.

1.-Walmart

Fue sumamente común ver este tipo de escenas en las tiendas de autoservicio. El uso de cubrebocas fue un punto de inflexión entre marcas y consumidores. Como era natural las tiendas han tenido que pedir a sus clientes que respeten el uso de cubrebocas dentro de las instalaciones.

En Minnesota, Walmart tuvo que vetar a un par de clientes tras llevar cubrebocas, pero con diseños Nazis. En un comunicado la empresa escribió: “Nos esforzamos por proporcionar un entorno de compras seguro y cómodo para todos nuestros clientes y no toleramos ninguna forma de discriminación o acoso en ningún aspecto de nuestro negocio”.

Esta decisión trajo buenos comentarios para la marca y desde luego quedó registrado.

2.-Empleado golpeado

Otro claro ejemplo de la necedad de los clientes por usar el cubrebocas fue la ocurrida en Sonora, donde un empleado de una tienda comercial fue golpeado por un cliente cuando le solicitó que usara el cubrebocas, como se exige en los protocolos de seguridad, ante la emergencia sanitaria.

Sin embargo este empleado fue severamente lastimado solo por cumplir con estas peticiones, una petición terminó con una persona lesionada en la cabeza y con un sujeto siendo buscado por las autoridades. Este tipo de acciones no solo han ocurrido en el país sino también en otras parte del mundo como Estados Unidos, donde golpearon a un empleado de Sesame Park y en un Burger King de indonesia.

También puedes leer:

3.- Viva Aerobus

Esta cadena aerea tuvo que bajar de un vuelo a una de sus pasajeras, luego de que ésta se enfrentara con otros pasajeros por no atender las medidas de higiene y uso de cubrebocas ante la pandemia. En redes sociales circuló el video de una mujer reclamada y gritando a otros pasajeros, fue bautizada como Lady covid.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL