Las tiendas tiene mucho por mejorar y no todo gira en torno al Coronavirus. La mayoría de las compañías en el mundo se han comprometido a reducir su impacto en el medio ambiente y el retail no es la excepción, así que encontraron un aliado infalible: el refill.

Las nuevas generaciones exigen a las marcas ser responsables con el medio ambiente. El 42 por ciento se preocupa porque sean eco friendly, según Nielsen. Así que en retail la solución podría ser acudir a una tienda con un envase previamente adquirido en otra compra y colocarlo debajo de un dispensador de la marca para obtener un producto sin crecer las filas del plástico.

Nivea

Nivea es el más reciente ejemplo de esta práctica al utilizar este sistema con sus cremas y lociones, los cuales se pueden rellenar en envases individuales o paquetes en las estaciones de refill que han diseñado para las tiendas y supermercados.

De acuerdo con un reporte de designboom.com, las primeras estaciones de refil de Nivea se ubican en tiendas DM seleccionadas en Hamburgo y Ettlingen, en Alemania, pero se han compartido para el resto del mundo por medio de fotografías y podrían llegar a otros mercados dependiendo de la respuesta del consumidor.

Imagen: Designboom

Sainsbury’s

No es el único caso, este podría ser el futuro de las tiendas. El último retailer en experimentar con soluciones refill en el interior de la tienda es Sainsbury’s, que también quiere reducir el uso de plástico, así que su primera prueba de este sistema lo está desarrollando en la tienda Sainsbury’s Harringay en Londres, donde los clientes pueden rellenar determinados productos de limpieza de la marca Ecover, como detergentes, colocando botellas que se pueden utilizar más de 50 veces.

Ecover

Natura

Aunque esto no es algo nuevo, sí sorprende en retail. Sin embargo, hay que mencionar que se hace desde mucho tiempo atrás en algunas tiendas. Para muestra, Natura es pionera en refill desde su origen, en 1973, cuando los envases eran muy costosos, por lo que decidieron enfocar su modelo de negocios en repuestos.

Actualmente su shampoo y acondicionador constituyen los productos que más rellenan sus consumidores. Algunas de sus botellas están hechas de caña de azúcar y PET reciclado.

Según la Encuesta Mundial de Clientes iProspect de 2019, el 98 por ciento de los especialistas en marketing creen que el papel de las marcas es ser socialmente activo. Esto al final impulsa a la marca, pero sobre todo realmente genera un impacto positivo en el medio ambiente.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL