La pandemia ha infectado a más de 16 millones de personas en el mundo. Aunque la recomendación oficial de la Organización Mundial de la Salud es utilizar cubrebocas para prevenir más contagios, no todos siguen las indicaciones y de hecho se resisten a usarlo.

Esto ha derivado en casos complejos para las tiendas, cuyas firmas exigen en su reglamento portarlo, para exprimir el acceso; sin embargo, algunas, como Walmart, han tenido que retractarse, para proteger a su empleados de agresiones.

Otras, implementan una estrategia de normalización desde su publicidad, como en el caso de la marca de fast fashion Bershka, colocando mascarillas faciales a sus modelos, en el catálogo de su ropa.

Este tipo de medidas pueden verse desde  un ángulo positivo para algunos estrategas, pero ante tanta resistencia por parte del consumidor, ¿realmente será buena idea integrar los cubrebocas de lleno en los elementos de la marca?

La respuesta puede haber llegado desde un estudio realizado por Ace Metrix, que sugiere que, si bien la mayoría de los consumidores no se dan cuenta cuando los personajes de los anuncios no usan cubrebocas, forman opiniones sobre las marcas que muestran a personas que los usan en su publicidad.

El análisis a la publicidad determinó que cuando no se colocó cubrebocas a los personajes, los espectadores no penalizaron a las marcas, pero esto no quiere decir que no sean sensibles a cómo se representan las máscaras, pues tuvieron una visión poco favorable de las marcas cuyos anuncios hicieron “oídos sordos” del tema.

Es decir, deben buscar un equilibrio entre invitar al uso del elemento, que no suene como obligatorio o como un juicio, pero tampoco desentenderse del tema para no entrar en polémica. De hecho pusieron como ejemplo un anuncio de la imprenta Vistaprint “Esto no es un anuncio de máscara” y uno de Uber que concluye con una declaración sobre su política de máscara facial, “Sin máscara. Sin viaje”.

Al parecer ambos dieron en el punto correcto a manejar, de acuerdo con las cifras recopiladas por los expertos.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL