• Burger King está imprimiendo los pedidos en cubrebocas personalizados, para evitar que el cliente y sus empleados hablen.

  • La cadena de comida rápida en Bélgica y la agencia de París Buzzman crearon la campaña que les evita peleas. 

  • La firma generó aproximadamente 1,78 mil millones de dólares en ingresos durante el año pasado

Los puntos de venta físicos tienen un grave problema: consumidores enojados porque se les pide cumplir con las medias sanitarias básicas. Las marcas debaten si es su papel el exigirles cubrebocas o deben priorizar el servicio al cliente. Burger King mezcló lo mejor de dos mundos.

La cadena de comida rápida en Bélgica y la agencia de París Buzzman crearon un sistema en el que imponen cubrebocas a sus comensales de forma interactiva, sin hacerlos sentir como una imposición. Se los tienen que poner porque es la única manera en que el empleado puede ver el pedido cuando se acercan a la caja a pagar.

Evitan que cliente y empleado hablen y con ello tengan un riesgo de contagio. Al inicio, les piden que ordenen por medio de la app y pueden imprimir su pedido en un cubrebocas personalizado.

El personal detrás del mostrador o en el drive-thru están mucho más seguros y los clientes también, sin necesidad de entablar una pelea porque no utilicen la mascarilla facial.

Te recomendamos:

Este puede ser un ejemplo para otras compañías que han enfrentado graves problemas porque clientes y empleados han discutido por tal motivo, incluso entre clientes han llegado a los golpes.

En México, recientemente un hombre de la tercera edad arrolló literalmente una tienda OXXO con su camioneta, debido a que se negaron a atenderlo porque no utilizaba cubrebocas.

Pero como ese ejemplo hay muchos, en Walmart han llegado a los golpes porque en las cajas no guardan la sana distancia recomendada por las autoridades de salud. En fin, la retailer optó por no exigir el uso del elemento por miedo a que los clientes agredan a su personal.

La recomendación oficial de la Organización Mundial de la Salud es utilizar cubrebocas para prevenir más contagios, pero no todos siguen las indicaciones y de hecho se resisten a usarlo, algunos ni siquiera creen que existe el COVID-19.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL