• Según la (CANIRAC), el 95 por ciento de los restaurantes se encuentran cerrados y no tendrán la condiciones necesarias para regresas a la reactivación de actividades.

  • Este restaurante en la Condesa, que sirve de ejemplo para retratar la realidad de los restaurantes en México

  • Tattoria Giacovanni es uno de los tanto restaurantes que ha tenido que cerrar ante la crisis del coronavirus.

 

La crisis del coronavirus obligo a muchos sectores a cerrar sus puertas y como consecuencia las afectaciones económicas no se hicieron esperar. La crisis de Covid ha afectado severamente a un sin número de compañías, pero los daños no se encuentran solamente al las grandes empresas también a los comercios de a pie.

La industria restaurantera es una de las más afectadas y que sin duda tendrá mayores impactos. Muchos restaurante no podrán regresar a la nueva normalidad. Según Marco Antonio Buendía, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (CANIRAC), el 95 por ciento de los restaurantes se encuentran cerrados y no tendrán la condiciones necesarias para regresas a la reactivación de actividades.

Como es el caso de este restaurante en la Condesa, que sirve de ejemplo para retratar la realidad de los restaurantes en México

Trattoria Giacovanni y su cierre

Tattoria Giacovanni es uno de los tanto restaurantes que ha tenido que cerrar ante la crisis del coronavirus. Fue a través de una manta que anunció el cierre de su sede, ubicado en la alcaldía Cuauhtémoc en Ciudad de Mexico.

Con un emotivo mensaje dirigido a sus clientes y colaboradores, en un manta se puede leer: “Después de tantos años y momentos de satisfacción hemos tomado la difícil decisión de cerrar nuestra sucursal de Condesa. No queremos dejar de agradecer a nuestra hermosa familia de clientes y colaboradores que nos acompañaron y formaron parte de este gran lugar”.

Situación de los restaurantes en México

Los cierres de locales en la ciudad y en el país es una situación cada vez más común. Los letreros de anuncios de cierres es parte de la cotidianidad de la ciudad y es símbolo de que la economía local no se encuentra en los mejores tiempos.

Y aunque la ciudad aún se encuentra en semáforo rojo, por determinación del Gobierno de la Ciudad de México, que anunció este viernes que la concurrencia en los hospital no ha disminuido, y tampoco lo han hecho el numero de infectados y hospitalizados. Ante este anuncio el sector espera una reapertura del 30 por ciento de la industria restaurantera. De la misma manera los centros comerciales y tiendas departamentales.

De acuerdo al presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera, las perdidas en el sector alcanzan los 50, 000 millones de pesos, después de dos meses de contingencia.

De acuerdo a las palabras del funcionario de la CANIRAC, éste es un tubo que genera 300, 000 millones de pesos anuales. Otra asociación que ha sacado sus conclusiones y que nos pueden ayudar a entender la situación de la industria es la de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, Rafael  García. De acuerdo a la institución el sector sufre la peor crisis de su historia. Esto puede tener un impacto fuerte en el turismo que representa el 9 por ciento del PIB mexicano.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL