• El coronavirus llegó y el ecosistema económico se vio obligado a modificar para adaptarse al nuevo panorama.

  • Muchas empresas mexicanas tuvieron dificultades para exportar productos a mercados extranjeros. En abril las exportaciones disminuyeron en 41 por ciento.

  • El país tiene su rezagos digitales, el 50 por ciento de los mexicanos no cuentan con acceso a un equipo de cómputo.

 

El coronavirus llegó y el ecosistema económico se vio obligado a modificar para adaptarse al nuevo panorama. Los comercios se vieron obligados a buscar nuevas alternativas y el paso hacia la digitalización fue el paso natural para muchas empresas.

En la realidad previa al coronavirus el comercio mexicano se encontraba en un proceso de transición que en un comienzo fue lento pero ahora el ritmo se ha disparado. Según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) arrojaron que las compras por internet en 2017 tuvieron un 7 por ciento, mentas que en 2018 la cifra subió a 38 por ciento.

El comportamiento de los mexicanos antes del coronavirus se describía como escéptico al nuevo cambio, solo 6 de ca 10 consideraban como algo totalmente seguro. Sin embargo en cuanto los consumidores mexicanos realizaban una compra la confianza se duplicaba.

Un nuevo panorama en 2020

La crisis sanitaria hizo que ese proceso se acelerara, ante la imposibilidad de salir de casa muchas de las transacciones se realizaron a través del canal digital. Aunque muchos negocios lograron hacer una favorable transición de lo físico a lo online para intentar sobrellevar la crisis del coronavirus, la realidad es que a un nivel nacional se tienen cifras favorable, en cuanto al crecimiento de esta forma de negocio, pero a nivel extranjero las empresas mexicanas no tuvieron mucha fortuna.

Muchas empresas mexicanas tuvieron dificultades para exportar productos a otros mercados. En abril el valor de las exportaciones de mercancías mexicanas tuvieron una baja del 41 por ciento en comparación al año anterior. Los ingresos del comercio extrajeron no fueron más allá de los 23,348 millones de dólares.

Los números obtenidos este año representan la mayor caída de los últimos 34 años. Naturalmente estas cifras nos llevan a otro escenario, las importaciones del país cayeron en 30.48 por ciento.

También puedes leer:

Algunos datos por tomar en cuenta

El desarrollo del mercado internacional y la desenvoltura del país también puede entenderse a través de un estudio hecho por PayPal que precisó que poco mas del 60 por ciento de los usuarios compra desde sitios nacionales e internacionales, un 30 por ciento lo hace en comercios electrónicos nacionales y un 2 por ciento prefiere hacer compras e comercio electrónico únicamente en sitios internacionales.

Este estudio también determinó que México y Brasil son los mercados que más crecen en la región y el principal motivo es el comercio electrónico. De acuerdo a Eason Yi, vicepresidente del departamento de geolocalización en DH Gate, en México se espera que el comercio electrónico crezca y tenga un cierra de año con crecimiento del 60 por ciento.

Algunos rezagos

La llegada del coronavirus hizo algunas labores de jardinero, que consistió en destacar lo ya hecho y sacar a la luz algunos rezagos. El país tiene su rezagos digitales, el 50 por ciento de los mexicanos no cuentan con acceso a un equipo de cómputo, en México hay zonas con una velocidad de internet baja como máximo de 4 o 5 megabyts. El panorama parece más complicado cuando a un nivel educativo como la universidad se da pruebas que solo el 10 por ciento de los alumnos no cuenta con la tecnología necesaria para atender clases en línea.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL