• Dos clientes que acudieron a un McDonald’s y dispararon a dos empleadas por pedirles que salieran del restaurante porque estaba cerrado.

  • Ocurrió en Oklahoma City, en Estados Unidos, en donde los clientes no quisieron seguir las indicaciones.

  • Es la marca de comida rápida más valiosa del mundo, 126.04 mil millones de dólares, según el BrandZ Top Most Valuable Global Brand.

Las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud y de cada Gobierno en los países con infectados por Coronavirus COVID-19, apuntan a que permanecer en casa es la mejor medida que se puede implementar en la lucha contra la pandemia. Sin embargo, algunas personas no acatan las instrucciones y una desgracia ocurrió en McDonald’s a consecuencia de las medidas.

Los restaurantes cerraron para evitar conglomeraciones y que la gente tenga contacto directo, pues resulta casi imposible mantener la sana distancia en ciertos sitios. Las cadenas de comida rápida idearon el servicio a domicilio, con el menor riesgo posible para empleados y clientes.

McDonald’s, Burger King, Starbucks, Wendy’s, Carl’s Jr, Shake Shack, entre otros, establecieron en todo el mundo la sana distancia, el uso de cubrebocas y el servicio para llevar como mínimos requerimientos para vender sus productos a los comensales, pero no todos están de acuerdo.

Lamentablemente esto derivó en una tragedia, dos clientes que acudieron a un McDonald’s en Oklahoma City, en Estados Unidos, dispararon a dos empleadas por pedirles que salieran de punto de venta, ya que permanecía cerrado como medida de protección por el Coronavirus.

Te recomendamos: 

La Policía dijo a CNN, que las dos empleadas adolescentes, resultaron heridas de bala, una en la pierna y otra en el hombro, aunque su vida no corre peligro. Los sospechosos huyeron, pero posteriormente fueron detenidos.

Aunado a esto, un tercer empleado también resultó herido en la cabeza tras la pelea que se desató en el local.

Sin embargo, este no es un caso aislado, ya que en Michigan, un agente de seguridad de una tienda fue asesinado de un tiro por pedir a un cliente que se pusiera cubrebocas.

Esto no es exclusivo de Estados Unidos, en México las agresiones se han enfocado en el personal de salud, pues la ignorancia de la gente los lleva a pensar que los contagiarán de COVID-19.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL