• El primer síntomas de una mala economía, o de una crisis económica se centra en el numero de comercios o locales que se cierran. Los comercios son de alguna manera el termómetro de una economía.

  • Conforme se extienda la pandemia, la crisis para este sector se irá haciendo cada vez más profunda, sin embargo las reglas respecto los comercios ya comienzan a ser más flexibles.

  • La jefa de gobierno dio a conocer que para la próxima semana los horarios de restaurantes en la Ciudad de México se ampliarán de 7 a 22 horas.

El primer síntomas de una mala economía, o de una crisis económica se centra en el numero de comercios o locales que se cierran. Los comercios son de alguna manera el termómetro de una economía. La crisis del coronavirus ha significado grandes perdidas para este sector. La normativa de interacción social y la reglas de reclusión hicieron que este rubro económico tuviera bajas importantes en sus ventas.

De acuerdo al presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados, Germán González, explicó que en México existen 500 mil unidades económicas dedicadas a la industria restaurantera y que al menos el 15 por ciento morirá en esta crisis, mientras el el otro 50 or ciento, dependiendo de los apoyos que se logren para luchar aún tiene alto riesgo para quebrar.

Conforme se extienda la pandemia, la crisis para este sector se irá haciendo cada vez más profunda, sin embargo las reglas respecto los comercios ya comienzan a ser más flexibles.

Nuevos horarios de restaurantes

La jefa de gobierno dio a conocer que para la próxima semana los horarios de restaurantes en la Ciudad de México se ampliarán de 7 a 22 horas.

En conferencia de prensan la funcionaria explicó: “Hemos hecho un análisis de los restaurantes de la ciudad, no han llegado ni al 30 por canto de ocupación. Nos han pedido y consideramos que es viable que se puedan abrir de 7 a 22 horas, hasta ahora era a partir de las 11 horas”.

Esta mañana la jefa de gobierno anunció que la ciudad se mantendrá en color naranja, en el semáforo epidemiológico y que las medidas de protección deben continuar, se debe extender el uso de cubrebocas, el lavado constante de manos, así como el instalar estaciones de desinfección al interior de los restaurantes, colocar mesas con una adecuada distancia y vigilar el aforo de personas al interior de los comercios.

De momento la ciudad se encuentra en un color “naranja con alerta”, como lo definió la jefa de gobierno.

También puedes leer:

Algunos datos

Actualmente el sector restaurantero ha sido uno de los mas afectados por la pandemia. De acuerdo al Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) el sector turístico y de restaurantes son de los más afectados por la pandemia. En México la pandemia ya ocasionó el cierre de 262 hoteles, es decir de aproximadamente 52,400 habitaciones, de 2,000 restaurantes y más del 40 por ciento de la operación de las aerolíneas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL