• Después de más de tres meses de cuarentena muchos restaurantes dieron la bienvenida a sus consumidores.

  • Esta situación parecía una buena noticias, sin embargo la reapertura no ha sido sinónimo de mejor ingresos y de recuperación.

  • La nueva normalidad, según restauranteros solo ha traído una mejora del 25 por ciento, en comparación con lo vendido anteriormente.

Después de más de tres meses de cuarentena muchos restaurantes dieron la bienvenida a sus consumidores. En el país se encuentra en un claro proceso de reapertura de locales y restaurantes, como parte de las actividades económicas que corresponden al color naranja, del semáforo epidemiológico.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Preparados compartió en sus redes sociales un video donde trabajadores de la industria restaurantera promoción el regreso e invitan a la población a visitar los distintos establecimientos.

Esta situación parecía una buena noticias, sin embargo la reapertura no ha sido sinónimo de mejor ingresos y de recuperación.

Industria restaurantera en crisis

El regreso de los restaurantes, en su primera semana, no ha sido sinónimo de mejores ingresos. La nueva normalidad, según restauranteros solo ha traído una mejora del 25 por ciento, en comparación con lo vendido anteriormente, sin embargo este porcentaje solo representa una cuarta parte de los ingresos obtenidos durante el mismo periodo del 2019.

De acuerdo a lo informado por la Cámara Nacional de la Industria Restaurante y de Alimentos Condimentados (CANIRAC), la afluencia en la nueva normalidad de los restaurantes ha sido muy baja, lo necesario para categorizarla como insuficiente para compensar los daños dejados por la crisis del coronavirus.

En entrevista con Forbes, el presidente de la CANIRAC, Francisco Fernández, declaró que “el regreso a la normalidad que no tiene nada de buena no ayuda en nada. Abrir no significa que estamos de fiesta, que ya la libramos, no hay nada que festejar”.

También puedes leer:

Una industria que no sale de sus problemas

El impacto económico que ha recibido este mercado ha sido muy fuerte, sus perdidas económicas son el reflejo de la difícil situación que atraviesa esta industria, no solo ella, sino la economía mexicana. En mayo, el presidente de la Cadena de Restaurantes de México de la misma institución declaró ante Notimex que en México existen 500 mil unidades económicas dedicadas a la industria de los restaurantes.

De ese estimado el 15 por ciento no podrá volver a abrir, y un 50 por ciento luchará para salir adelante pero están cerca del riesgo de quiebra. Además aseguró que del 13 al 16 de marzo, la mayoría de los restaurantes vieron caer sus ventas en lagos de 70 a 75 por ciento.

Del 23 al 30 de abril, una gran numero de restaurantes cerró por completo, sobre todo aquellos que no tenía servicio de entregas a domicilio o no tenía como herramienta las plataformas digitales.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL