El peso mexicano es una de las monedas que más se usa para negociar en el mundo y en la región de Latinoamérica. De hecho, de acuerdo con Popular Science, se estima que dicha divisa es la más negociada, mientras que de manera global ocupa el octavo puesto. A pesar de la pérdida de su precio frente al dólar, este tipo cambiario es de gran relevancia para el país. Por este mismo motivo, la creación de los obregones, moneda social creada por Lady Sensores (alcaldesa de Álvaro Obregón en la Ciudad de México), como una especie de forma de pago distinta al peso resulta un foco de alarma para instituciones como el Banco de México.

¿Qué son y cómo funcionan los obregones?

Según comenta Víctor Bernal, maestro en Ciencias Económicas por parte del Instituto Politécnico Nacional y asesor externo para la demarcación de Álvaro Obregón, comentó que la moneda social no tiene como finalidad el sustituir el peso mexicano, sino que más bien buscar ser un instrumento para que las personas de la alcaldía puedan incentivar la economía local.

Tanto el economista como Lady Sensores han comentado que, a su parecer, no resulta justo que el dinero de las personas termine en manos de las transnacionales, sino que debería de circular entre los propios habitantes de las 16 colonias que componen a la demarcación, con la finalidad de que ellos mismos se vean beneficiados. Se pone el ejemplo de las personas que reciben remesas del extranjero y que las gastan en supermercados de marcas internacionales (piénsese, por ejemplo, en un Walmart o en un Chedraui), de tal modo que, según comentan, el dinero que entra a México sale nuevamente hacia el extranjero.

De momento, y en una primera etapa, el asesor de la demarcación comentó que se han impreso 60 mil obregones, los cuales han sido distribuidos entre la población. Actualmente las divisas sociales que están en circulación tiene valores de 10 y de 20 pesos, pero se espera que en una segunda emisión de obregones, haya de otras denominaciones como de 100 y 50.

Es importante mencionar que los obregones tiene una equivalencia de un peso por cada una de estas unidades y que pueden ser utilizados por vendedores de dulces hasta taqueros, por poner algunos ejemplos. La finalidad de la administración actual de la alcaldía de Álvaro Obregón es la de favorecer a los comerciantes locales, los cuales representan el 39.34 por ciento de la población ocupada en la demarcación, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

¿Son legales los obregones? ¿Por qué causan preocupación al Banco de México?

Lady Sansores ha comentado que representantes del Banco de México han visitado la demarcación para ver cómo es que funcionan los obregones. La lógica detrás de esto es que si un obregón parece una moneda y es utilizada como una moneda, es casi un hecho que sea una moneda. Sin embargo, para evitar problemas con la institución bancaria, la alcaldesa comentó que tendrían más bien el tratamiento de vales y que, además, su diseño sería lo más distinto a la moneda actual en circulación.

El principal problema con el obregón, más allá de la denominación que se le dé, es que la Carta Magna establece que sólo sólo el Banco de México tiene la facultad para poder imprimir y emitir dinero. Cabe destacar que no es la primera ocasión en la que dentro de México también se han intentado incentivar las monedas locales, sino que también se intentó implementar en Veracruz, donde también tuvo que intervenir la institución bancaria.

La preocupación en el Banco de México es la misma que comparten los retailers. La creación de esta moneda social se presta a que haya una fijación arbitraria de precios (aunque el gobierno de la alcaldía comentó que estaba prestando mucha atención en eso para evitar el problema). Otro de los aspectos es que se genera también una menor estabilidad en la inflación. También existe la probabilidad de que las riquezas terminen por concentrarser en ciertos grupos.

Pensemos en un caso en particular. Una taquería que tiene éxito después de la implementación de los obregones. Los cobros que realice se harán en dicha moneda social. Si busca expandir su negocio y generar más empleos. Tendría la mayoría de su flujo de efectivo en obregones y es probable que sólo le pueda pagar con dicha divisas, lo cual restringe al colaborador a poder gastar su dinero sólo en las 16 colonias de la demarcación y únicamente en los locales donde acepten este tipo de cambio.

En el caso del consumidor de la delegación de Álvaro Obregón pasa algo similar. Sólo podrá gastar sus obregones en ciertos lugares, por lo que la oferta que tiene a su disposición se vería considerablemente reducida.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL