• El cierre del mercado hicieron que Nike reportara perdidas durante su primer trimestre. El negocio mayorista se detuvo y ocasionó una caída del 50 por ciento en los envíos.

  • Nike tras casi ocho semanas perdió 6,310 millones de dólares, sus ingresos cayeron en 38 por ciento.

  • La empresa anunció que en plataformas digitales se reportó un aumento del 75 por ciento en ventas.

La sombra del coronavirus fue una una entidad que lo abarcó todo, prácticamente no hubo sector económico que no se viera afectado por las medidas de cuarentena. Ahora que ya ha pasado el primer trimestre del año algunas empresas comienzan a reportar sus pérdidas.

Para finales de 2019, el 2020 se veía como un año de esperanza para gran parte de la industria de la moda. Sin embargo conforme fuimos avanzando el año se tornó cada vez más complejo. Mes a mes parecía que la realidad se complicaba cada vez más y nadie esperaba que en pocos meses las pérdidas económicas fueran tan grandes.

Nike fue una de las primeras compañías en anunciar el cierre de sus tiendas como medida de precaución por el brote de coronavirus, esta decisión le ha costado más de 6,310 millones de dólares.

Pérdidas de Nike

Apenas acabó el primer trimestre y Nike ya anunció sus pérdidas económicas, pérdidas tan inesperadas como el mismo arribo del coronavirus. Las medidas de cierres en tiendas y centros comerciales hicieron que se frenara el crecimiento de la empresa, las acciones de la compañía cayeron en 4 por ciento.

El cierre del mercado hicieron que Nike reportara perdidas durante su primer trimestre. El negocio mayorista se detuvo y ocasionó una caída del 50 por ciento en sus envíos. En general  Nike tras casi ocho semanas perdió 6,310 millones de dólares, sus ingresos cayeron en 38 por ciento.

También puedes leer:

No todo es malo en Nike

Pese a las pérdidas en tiendas físicas, Nike como gran parte de las empresas ya también apuesta por el comercio electrónico, la empresa anunció que en plataformas digitales se reportó un aumento del 75 por ciento en ventas, pues por paradójico que se escuche los consumidores compraron tenis y ropa deportiva durante el confinamiento.

El director ejecutivo, John Danahoe, confesó que en la realidad poscovid iniciará una estrategia más agresiva en el negocio electrónico, las expectativas son que la marca tenga una entrada del 50 por ciento en ventas a través de este concepto. Las ventas online ya representan un 30 por ciento de los ingresos totales de la compañía.

La ropa deportiva y el coronavirus

En medida que la enfermedad avanzó diferentes tiendas fueron cerrando a su paso. De acuerdo a un testimonio del Financial Times, en Beijing, la marca deportiva Under Armour reportó, en un punto de venta de un centro comercial, que para la primera mitad de marzo solo había vendido 5,637 dólares, es decir las ventas de un solo fin de semana.

El mercado chino, que fue de los primeros en pararse, representa un gigantesco músculo para muchas tiendas del sector. Por ejemplo para Adidas es el 23 por ciento de su comercio y 19 por ciento de su producción. Tan solo en el mercado chino, durante la cuarentena, la marca alemana perdía 100 millones de dólares en ingresos semanalmente.

Sin embargo durante esta pandemia las marcas llegaron a la misma conclusión: apostar por el comercio electrónico. Tanto Nike como Adidas anunciaron el inicio de una estrategia más agresiva en la estructura de ventas en línea. El CEO de Adidas señaló que la situación a forzado a una transformación más rápida hacia el entorno online.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL