• Hasta el último conteo presentado por la OMS, se estima que el coronavirus COVID19 ha dejado 3,081,410 casos hasta el pasado 28 de abril.

  • En México, el número de pacientes con esta enfermedad alcanzaron los 16,752, según datos de la Secretaría de Salud para ese mismo día.

  • En el caso específico de Estados Unidos, dicha nación es la única que ha sumado más de un millón de casos confirmados, según Statista.

Cada vez son más los países que están están saliendo, paulatinamente, de la cuarentena que han adoptado muchos gobiernos como medida de prevenir una mayor cantidad de contagios por coronavirus COVID19 y con la finalidad de aplanar la curva epidemiológica, para que no se saturen los servicios hospitalarios. Esto es una noticia para todo el mundo; sin embargo, hay expertos que señalan que difícilmente erradicaremos al virus y que con toda probabilidad habrá nuevos brotes en un futuro.

De hecho, se esperaría que hubiera un segundo brote importante para la próxima época invernal. Los expertos han mencionado que el único modo de que el coronavirus COVID19 no se vuelva estacional es que se encuentre controlado por completo, para lo cual se tienen previstos dos escenarios: el primero de ellos es que se encuentre y comercialice la vacuna (lo cual, muchos consideran que no pasará en al menos hasta el próximo año), el segundo es que se tomen mecanismos para erradicar al máximo la cantidad de patógenos con los que convivimos.

De hecho, según National Geographic, la Universidad de Columbia estaría trabajando en lámparas de luz ultravioleta baja (que no daña la piel ni la vista) con la finalidad de colocarlas en los principales espacios públicos y así, no sólo detener el avance del coronavirus COVID19, sino de otras posibles enfermedades.

Respecto a la sensibilidad que tienen el coronavirus COVID19 al calor, Wang Guiquiang, médico del Primer Hospital de la Universidad de Pekín, comentó que las únicas condiciones térmicas que garantizan la muerte del virus es que esté expuesto por más de 30 minutos a temperaturas superiores o iguales a los 56 grados, por lo que la teoría de que en verano podrían disminuir los contagios es errada.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL