El sector inmobiliario es la segunda fuerza económica de México, ya que 98.7 por ciento de sus productos e insumos son de producción nacional, generando 3 millones de empleos, según la Federación Internacional de Bienes Raíces para las Américas (FIABCI).

Esto habla de un área estable, justo lo que el profesional de hoy busca, sobre todo ante un panorama como el que se vive actualmente. La estabilidad profesional es una parte importante de la vida.

Ser un asesor inmobiliario parece una de las mejores opciones considerando ese panorama prometedor, pero ¿es una tarea fácil?, ¿qué se debe saber acerca de dedicarse al sector Mónica Guerrero, RE/MAX Homelife, Estado de México, responde con toda la experiencia que la respalda.

La experta indica que “la ventaja de ser un asesor inmobiliario, es que tienes la maravillosa oportunidad de convertirte en un facilitador de sueños, pero no solo de tus clientes, si no de los propios, literal es una relación de ganar-ganar”.

En un momento en que la familia y la salud son fundamentales, la profesión del asesor no deja para nada de lado este aspecto. Guerrero comenta que: “me brinda la oportunidad de estar muy cerca de mi familia, especialmente de mis hijos, al mismo tiempo que me desarrollo profesionalmente”.

Aunado a esto, la profesión tiene muchas otras ventajas como contactos, desarrollo personal y social, números brillantes, además de los que menciona la experta, tales como: “a diferencia de otras profesiones, no hay límites en edad, siempre y cuando te prepares adquiriendo los conocimientos que te sirvan para brindarles la confianza a tus clientes”.

Te recomendamos: 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL