Thredup y GlobalData proyectan que para 2028, el valor de mercado mundial del fast fashion sea de 40 mil millones de dólares. Una de las marcas más populares en el segmento es Zara, la segunda marca más valiosa en España con 13.166 millones de euros de valor.

La firma pertenece a una familia de marcas popular y con alcance mundial en el que figuran Massimo Dutti, Bershka, Pull & Bear y Bershka: el Grupo Inditex. Sin embargo, como todas las compañías, tuvo un revés en operaciones ante la pandemia de COVID-19.

Pero la sorpresiva y agresiva respuesta en comercio electrónico es lo que llama la atención sobre cómo lograron superar el mal trago. De acuerdo con Bloomberg, El dueño de Zara ya tenía un plan para vender en la pandemia y no lo sabía.

Con cerca de 3 mil 500 tiendas en el mundo cerradas, Inditex vio frente a sí un enorme reto de ventas que se verá si fue superado este miércoles, cuando revele sus ganancias trimestrales. En tanto, en lo que va del año, las acciones han bajado 16 por ciento.

En tanto, su rival nórdico Hennes & Mauritz, ha sufrido para reducir su acumulación de inventario de 4 mil millones de dólares. De acuerdo con los analistas H&M reportaría una pérdida para este trimestre fiscal de cuatro veces más que Inditex.

Todo gracias a la idea de el seguimiento RFID, utilizando identificación por radiofrecuencia dentro de la etiqueta de alarma que transmite los datos de la prenda a un lector y que se activa cuando un producto ingresa a un centro de existencias, y luego se desactiva cuando se vende.

Es decir, el dueño de Zara tuvo un tino impresionante a futuro porque en e-commerce, esto le permite al grupo un control exacto y en tiempo real sobre su inventario.

Pablo Isla, presidente ejecutivo de Inditex dijo a la fuente que “nos adaptamos muy bien al mundo en línea porque todo era natural. Sin RFID, no habría sido posible, y RFID no habría sido posible sin pensar en las alarmas”.

Ante la pandemia, esto significa para la empresa tener el control de qué mandar a cada tienda, ante un panorama en el que esto sería imposible con los cambios en procesos durante la pandemia.

Te recomendamos: 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL