• Starbucks no volverá a ser el mismo después de la pandemia, transformará sus tiendas radicalmente en el transcurso de los próximos 18 meses.

  • La compañía planea cerrar hasta 400 cafés  en los próximos 18 meses y cambios en sus puntos de venta.

  • De acuerdo con Statista, la cadena de cafeterías superó los 31 mil establecimientos en el mundo.

Starbucks espera pérdidas millonarias en su tercer trimestre fiscal, de hasta 3.2 mil millones de dólares en ingresos debido a la pandemia de coronavirus. Las acciones de la compañía cayeron más del 3 por ciento en las primeras operaciones de este miércoles.

Sus cifras no son alentadoras, para todo el año fiscal, la compañía espera que las ventas en la misma tienda en sus dos mercados más grandes, Estados Unidos y China, disminuyan del 10 por ciento al 20 por ciento

La compañía está en franco descenso principalmente ante el COVID-19 pero también porque el consumo se ha transformado para siempre y una vez que la cadena de cafeterías ha entendido esto, ha decidido transformar sus tiendas radicalmente.

Ha comenzado por aceptar la desaparición de su exitoso concepto “el tercer lugar”, que es por lo que muchos de sus consumidores aman a la marca: ser ese sitio que no es el trabajo ni la casa, es un tercer lugar para olvidarse de ambos, entre sillones cómodos y bebidas deliciosas.

Ante la nueva normalidad no habrá más de eso y por ello es que se está transformando y su objetivo es cambiar radicalmente en el transcurso de los próximos 18 meses, de acuerdo con Fast Company, entre algunos cambios se verán:

  • Adiós a las salas de charla, instalando ventanas de acceso directo (un acceso directo para evitar que las personas pasen el rato en la tienda)
  • Retiro de sillones y mesas
  • Ampliará sus tiendas para llevar, que consisten en una línea y un lugar para tomar su bebida.
  • Drive-through en todas las tiendas que sea posible
  • Más pedidos móviles y recogidas fáciles
  • Starbucks ampliará las opciones de recolección en la acera

Todo esto significa que el Starbucks que hasta ahora conocía el consumidor, no volverá. De hecho, de acuerdo con su último reporte fiscal, la compañía planea cerrar hasta 400 cafés  en los próximos 18 meses como parte de su plan para acelerar los cambios en las tiendas de los Estados Unidos.

Sus competidores como Cielito Querido Café o Café Punta del Cielo deberán hacer lo mismo si no quieren quedarse atrás.

Te recomendamos: 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL