• Entre las campañas que destacan por una conexión genuina con la mujer, está la propuesta por La Villita.

  • La marca determinó que una escuela para hombres en pro del respeto a la mujer podría funcionar.

  • Uun promedio de 10 mujeres son asesinadas cada día en México.

Las cifras son crudas y alarmantes, un promedio de 10 mujeres son asesinadas cada día. Las niñas son víctimas de 1 de cada 10 feminicidios en México. La necesidad de promover el respeto a la mujer es 100 por ciento urgente.

El movimiento generado con #UnDíaSinMujeres es resultado de la desesperación de la mujer ante la inacción de las autoridades para prevenir las muertes y para resolver los casos. Este fin de semana que se celebra el Día Internacional de la Mujer podría ser histórico entre una marcha y un paro de actividades.

Algunas marcas se han sumado con publicaciones en redes sociales, pero muy pocas realmente buscan acciones de fondo, la mayoría sólo lo hace como una estrategia de marketing.

Te recomendamos:

Para ser precisos una encuesta realizada por Mercer, la una consultora en capital humano replicada por El Economista, la que indica que sólo 25 por ciento de las compañías apoyará en su totalidad el Paro Nacional de Mujeres. El 75 por ciento tomará medidas porque no apoyan las acciones y algunas incluso descontarán el día a las mujeres que paren el 9 de marzo.

Pero entre las campañas que más destacan por una conexión genuina con el contenido está la propuesta de La Villita.

Se llama “Juntos lo hacemos mejor” y es un spot lanzado por la marca, con la propuesta de desarrollar La Escuela del Hogar.

La escuela literalmente es un salón de clases al que asisten hombres que aseguran que las mujeres hacen mucho mejor la labor de planchar o de cocinar que ellos. Se pueden ver a varones de todas las edades aprendiendo de todo, pero el mensaje es claro: “lo mejor de esta escuela es que no hace falta venir, compartir las tareas del hogar es algo que se practica en casa”.

Conexión definitiva

Este mensaje de la marca le ha valido críticas positivas porque manejan el tema sin agredir al sexo masculino, haciendo valer la posición de las féminas, pero al final conciliando que ambos pueden ser equipo.

La comunicación de la marca orientada a esta campaña no sólo se ubica en digital, la trasladan a los puntos de venta, en donde finalmente su target adquirirá el producto si se siente conectado con la firma, lo que al parecer así se está logrando con la campaña.

Durante 2019, la empresa detrás de La Sillita, Sigma, registró ventas por 6.463 millones de dólares, lo que supuso un crecimiento de 2 por ciento en comparación con 2018.

La acción también tiene un impacto directo con el consumidor porque le genera conciencia sobre lo que está haciendo mal y lo que debería pasar en una sociedad sana.

Como esta campaña, a nivel internacional están aplaudiendo la de Hershey’s.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL