• Esprit es una de las empresas que desde antes de la aparición del Covid ya presentaba dificultades económicas, sin embargo éste parece ser un elemento más en la marca de dificultades que atraviesa la empresa.

  • La firma tiene intención de cerrar cerca de la mitad de sus tiendas, en el mercado de Alemania, es decir una 50 sucursales en total.

  • Pese al optimismo que generaba la empresa a finales del año pasado, todo cambio solo tres meses después, cuando en marzo, la empresa entró al procedimiento de protección judicial para bancarrota.

El primer semestre del año ha sido un completo reto para muchas empresas, salir bien parado de la crisis de coronavirus ha resultado mucho más dificultoso a cómo se estimaba a principio de año.

Pese a que muchos países ya están ingresando a la nueva normalidad, esto no significa que las ventas estén mejorando. Aunque los cambios han traído resultados favorables, éstos no significan una mejora en las métricas operativas.

Esprit es una de las empresas que desde antes de la aparición del Covid ya presentaba dificultades económicas, sin embargo el Covid parece ser un elemento más en la marca de dificultades que atraviesa la empresa.

Problemas económicos de Esprit

El periodo de problemas no termina para Esprit, por la crisis del coronavirus la firma tiene intención de cerrar cerca de la mitad de sus tiendas, en el mercado de Alemania, es decir una 50 sucursales en total.

De acuerdo a la empresa, con sede en Hong Kong, también plan próximamente 1100 puestos de trabajo.

Bancarrota de Esprit

La empresa venía arrastrando problemas financieros desde el año pasado, se hablo de una mejoría en sus ingresos de marca a finales del 2019, avances que pronto se vieron afectado por la crisis sanitaria. En 2019, el presidente ejecutivo, Raymond Or Ching Fai se mostró optimista frente a los nuevos números de la compañía, “el último año financiero fue un año de cambios significativos para el grupo y será recordado como un año crucial para el cambio y la restauración de la rentabilidad a largo plazo de Esprit”.

Pese al optimismo que generaba la empresa a finales del año pasado, todo cambio solo tres meses después, cuando en marzo, la empresa entró al procedimiento de protección judicial para bancarrota. Este miércoles el tribunal de quiebras aceptó el acceso al procedimiento, según dijo la propia empresa Esprit.

También puedes leer:

Otras industrias

La industria de la ropa y textil han sido afectadas por el coronavirus. Los negocios cerrados ha traído una crisis sin precedentes. Por ejemplo, la industria textil ya registra una caída del 80 por ciento en las ventas y tiendas comerciales.

Todos los pedidos de ropa están cancelados en el sector, de acuerdo a los dicho por la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVEST). La industria aporta el 2 por ciento del Producto Interno Bruto, manufacturero en el país. De acuerdo a la informada por la institución, “las cadenas comerciales (retailers) han decidido cancelar pedidos de ropa, dando prioridad solamente a productos de farmacias, abarrotes y consumibles, así como la cancelación a la recepción de productos resurtiese y pedidos programados, impactando negativamente en el proceso de productivo”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL