La formación favorece los procesos de reinvención humana, el moldeamiento de la visión panorámica que desde marketing se debe tener para ser acertado en las estrategias, en el juego; pues finalmente el marketing es un juego de fichas si las mueves bien, ganas, de lo contrario, te quiebras, de ahí la templanza para volver a pegar las piezas y salir airoso.

Más columnas de Irina Valencia:
Aprenda a gestionar su canal de YouTube
Cómo lograr éxito en el marketing de los centros comerciales
El consumidor no compra productos
Efectividad para el marketing infantil

Así, los profesionales de marketing requieren de la actualización constante, no sólo en herramientas, ni invenciones tecnológicas que le aporten a la investigación, los cambios en las redes sociales o una nueva plataforma; esto es un factor secundario, puesto que si se conoce el consumidor se podrá será más acertado en las estrategias directas, lo cual indica que el marketing es una profesión no sólo de carácter administrativo, requiere de sociales que le soporten; y es allí donde debe buscar para reinventarse, mejorarse y lograr que su estructura sea clara.

La formación entonces, se convierte en una obligación constante para el mercadólogo, no sólo para una catarsis personal o tener fundamentos teóricos que favorezcan las estrategias, se trata de hacer un marketing más consciente, claro y con comprensión del entorno social.

Siendo ese entorno, la estructura de las estrategias de marketing, pues no tiene sentido planear una campaña publicitaria BTL, si no se analiza la composición social y cultural; hay una pérdida de validez y efectividad, en tanto se acerca al consumidor pero no se establece cercanía con el mismo, cayendo en un juego sin sentido alguno.

En tal virtud, propóngase metas de aprendizaje que le ayuden a ser integral en el marketing estratégico, aquí dos variables que usted no puede descuidar:

  1. La historia y la antropología del mercado: conocer la historia y la composición de las relaciones humanas en los campos sociales, facilita emplear BTL más cercanos, ser estratégicos y asertivos a la hora de llegarle al consumidor. La historia facilita la comprensión de los sucesos del presente, el ser humano no olvida su memoria histórica, siempre guarda en su inconsciente un poco de su esencia, que no puede ser otra cosa más que su historia; esa, que le dio sentido a los olores, los miedos, las seguridades etc. en diferentes épocas.
  2. El escenario virtual: la interacción en la virtualidad no sólo se da en redes sociales, conozca, indague y observe como sus públicos objetivos se relacionan en la virtualidad, no lo tome de manera superficial, es el ser humano siempre busca relacionarse, sobre salir y la virtualidad es un espacio perfecto para que este proceso se dé, pues allí es el único lugar donde toma validez camuflar su propia identidad y a veces hasta mostrar quien no eres.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL