En una promoción todo depende de si se quiere generar lealtad o impulso, puesto que hay gran cantidad de variables que entran al momento de tomar una decisión de compra, asegura Alfredo Remolina, director global de la marca L’Bel.

Notas relacionadas:
Toy Planet y su catálogo de juguetes que apuesta por la igualdad de género
El primer catálogo de juguetes con el que los niños pueden jugar de verdad
10 ventajas de que los e-tailers cuenten con catálogos digitales

Sobre todo cuando se trata de marcas multinacionales, en primera instancia es importante apuntar que el mercado de cada país cuenta con características únicas y especiales que deben considerarse al momento de diseñar una estrategia promocional que les sea relevante a los consumidores.

Al respecto, Alfredo Remolina, asegura que el mercado mexicano representa un reto para la marca, ya que “la mujer mexicana es muy moderna y actual, está expuesta a los mercados internacionales, pero al mismo tiempo tiene un lado convencional, conservador y de valores arraigados”.

Con este antecedente la marca ha dedicado mucho tiempo a entender a las consumidoras y ha descubierto que “las mujeres mexicanas aprecian mucho su libertad y su capacidad para tomar decisiones”, asegura Remolina, quien hace hincapié en que en una estrategia de marketing, los mensajes promocionales deben tocar estas fibras que resultan muy fuertes para el target. Y de esta manera conectar.

Es importante considerar que las promociones no siempre tienen el mismo efecto, este “depende del país  y de la categoría, por ejemplo, en tratamiento facial las consumidoras son más leales porque se casan con un producto y es difícil que lo cambien, por otro lado, fragancias es una categoría más volátil porque cambian los ingredientes. Entonces las tácticas tienen que estar asociadas a esto”. Todo depende del objetivo, si se quiere más volumen por venta, un dos por uno o un descuento profundo para generar impulso de compra, considera Remolina.

Cabe señalar que se aproxima la temporada de más ventas por la Navidad, pues las marcas que se venden por el canal directo como Avon, Mary Kay y Oriflame también tienen el mismo pico de ventas que en el sector retail.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL