• La primera manera de visibilizar una crisis financiera es a través de los restaurantes y en las pequeñas empresas.

  • De acuerdo a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (CANIRAC), el 95 por ciento de los restaurantes cerraron ante la pandemia y es probable que una gran cantidad de ellos no regrese a retomar actividades después de la cuarentena.

  • La entrada en vigor de nuevos impuestos a las plataformas digitales ha hecho que los restauranteros decidan abandonar las apps como opción de venta.

La pandemia ha traído una de las grandes crisis jamas recordada en el país. De acuerdo a especialistas y a instituciones mexicanas, la crisis del coronavirus ya es más profunda que la acontecida en 1995.

La primera manera de visibilizar una crisis financieras a través de los restaurantes y en las pequeñas empresas. El sector restaurantero es un de los mas afectados por lacriris, han tenido que parar unos tres meses, como parte de las medidas de protección para evitar más contagios.

De acuerdo a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (CANIRAC), el 95 por ciento de los restaurantes cerraron ante la pandemia y es probable que una gran cantidad de ellos no regrese a retomar actividades después de la cuarentena.

Pese a esto ahora que ya nos encontramos en un proceso de reactivación escalonada, los restaurantes ya deben enfrentarse a nuevos problemas: impuestos.

Impuestos por aplicaciones

Una de las herramientas que ayudó a muchos comercios fueron las aplicaciones de entrega a domicilio, estas aumentaron su demanda y los restaurantes y comercios fueron un sector beneficiado, en esta escalada de demanda.

Sin embargo ante la entrada en vigor de nuevos impuestos a la plataformas digitales ha hecho que los restauranteros decidan abandonar las apps como opción de venta. Porque según el sector las aplicaciones, entre impuestos y comisiones, se llevan el 60 por ciento de las ganancias de los pedidos.

Algunos restauranteros se han quejado que desde el mes pasado no obtienen ganancias de los pedidos por las aplicaciones. El argumento principal es que por más que en las aplicaciones se venda mucho, las ganancias se tiene que repartir.

Según reporta milenio, los restauranteros han tenido que apagar las apps, porque a parte de la industria les resulta poco redituable, por los pocos ingresos que genera. El principal problema que detecta es que los nuevos impuestos generan más comisiones dentro de las aplicaciones y éstas incrementaron 5 por ciento. Ahora la comisión pasó del 30 por ciento al 35 por ciento.

También puedes leer:

Crecimiento de las apps

Las aplicaciones de entrega a domicilio resultaron muy beneficiadas por la pandemia, y conforme transcurre la pandemia, éstas siguen en un amplio transcurso hacia un significativo aumento.

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Ventas Online, los crecimientos de este sector son alto, principalmente en comidas a domicilio o super a domicilio, dicho aumento va con un ritmo de triple dígito.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL