• Grupo Modelo lanza Corona Ligera, una opción de la marca con baja graduación de alcohol.

  • Esta cerveza, prácticamente no es cerveza y ante la Ley no califica como una bebida embriagante, ya que su concentración de alcohol es de 1.8.

  • México se ubica en el cuarto lugar entre los países que más cerveza producen, con 122 millones de hectolitros, de acuerdo con Statista.

Una estrategia muy inteligente de Grupo Modelo durante la Ley Seca en varias regiones, recomendada para evitar la propagación de COVID-19, fue la de abrir un segmento de bebidas con baja graduación alcohólica: de 1.8. Ahora se suma Corona.

Para quienes no son admiradores de la opción cero alcohol, la compañía decidió crecer su portafolio con Victoria 1.8. Esta cerveza, prácticamente no es cerveza y ante la Ley no califica como una bebida embriagante, ya que su concentración de alcohol es de 1.8 por ciento, y la Ley General de Salud considera que estos productos deben tener entre 2 y 55 grados. En los centros comerciales es tratada como como cerveza, pero en realidad no es así.

Una vez probada su recepción por parte de los consumidores en México, el grupo cervecero lanza Corona Ligera. Esta opción también es baja en grados de alcohol y la compañía la señala como “un segmento que responde a las nuevas tendencias de consumo en el país” y como parte de su meta por ampliar su portafolio de bebidas no alcohólicas y de bajo contenido alcohólico rumbo al 2025.

Cassiano de Stefano, presidente de Grupo Modelo, dijo a la prensa que “hoy nace un segmento único en México que se caracteriza por su bajo contenido de alcohol y que representa un hecho histórico para dos de las marcas más importantes del país”.

Te recomendamos: 

Tanto Corona Ligera  como Victoria 1,8 están disponibles en la iniciativa de Grupo Modelo de Tienditacerca.com, Modeloramas, autoservicios, tiendas de conveniencia y en e-commerce. Al consultar la primera por medio de Linio, 24 latas de 355 mililitros cuestan 294 pesos más 55.90 pesos de envío.

Al final estas opciones inteligentes surgen porque el consumidor mexicano es uno de los más exigentes en el mundo y de los que más beben cerveza, mientras en países europeos tiran la cerveza porque los habitantes están más preocupados por la pandemia de COVID-19 que por beber.

Tanto que incluso se registró escasez en el país, reportando largas filas en las matrices de empresas como Cuauhtémoc Moctezuma Heineken y el propio Grupo Modelo.

Las compañías simplemente buscaron la manera de que el consumidor no se quedara sin producto y por su puesto, también de no perder todos sus millonarios ingresos.

México se ubica en el cuarto lugar entre los países que más cerveza producen, con 122 millones de hectolitros, de acuerdo con Statista.

La industria cervecera genera en México más de 600 mil empleos directos e indirectos y para modelo trabajan más de 4 mil agricultores y más de 12 mil familias en la cadena de valor, de acuerdo con la compañía.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL