En tu pequeña evaluación de lo realizado en el 2014 y en cara al 2015, prepara tu nueva imagen hacia una línea que te de más frutos y satisfacciones.

Más columnas de Roberto González:
Preparándote para el 2015, el modo humano (Segunda parte)
Preparándote para el 2015, ¿estás listo? (Primera parte)
8 puntos que harán que tu proyecto sea un fracaso
Negocios: ¿Estás preparado para viajar?

Imagina que tienes una gran oportunidad: cambiar todo lo que haz querido. Entonces define como empieza tu camino en este año que comienza.

Recuerda que si lo puedes pensar, ¡lo puedes lograr!
Por lo tanto acá te dejo 7 puntos que debes tomar en cuenta para tu nueva imagen.

  1. Libera el pasado; suelta todo lo que te ata y no te deja ver el horizonte, cómo puedes llenar una casa de cosas nuevas si la tienes llena de cosas viejas?, libérate y tu camino será mas ligero, ágil y creativo.
  2. Ponte metas a corto plazo; no llenes tu lista de propósitos que no puedes cumplir o lejanas a ti, enfoca tu mirada en pocos puntos pero poderosos, no mas de 10. Encontrarás que es más efectivo tener todas tus energías orientadas a pocos propósitos.
  3. Evalúa tu desempeño constantemente; no pierdas de vista tu objetivo, analiza, evalúa y ajusta posibles cambios que te lleven a tu meta. Recuerda que el éxito no es casualidad es una constante práctica entre lo que quieres y lo que puedes.
  4. No dejes de aprender; enlista tus debilidades y busca la manera de que en corto plazo no lo sean, entre mas preparado el avance es mayor y mas rápido. Recuerda que nadie sabe lo suficiente, por lo tanto, hay que tener muchas referencias para construir un camino mejor.
  5. Sé honesto; se vale recapitular y redirigir tu camino en un aparente fracaso recuerda que has ganado experiencia y la vida no es estática.
  6. Rodéate de otros ganadores; admirar y reconocer el camino de los demás te hará aprender de sus errores y sus éxitos, sueños y virtudes, contágiate y empodérate con su energía.
  7. ¡Sí se puede!; la gente exitosa no piensa en el fracaso, sólo ve el triunfo, no importa el camino o el método lo importante es creerlo.

En resumen, el éxito no es un cúmulo de suerte, es un cumulo de esfuerzos, ideas y muchas ganas por trascender en la historia.
Es así como los grandes empresarios construyen una buena imagen de ellos mismos.

Y tú, ¿cómo construyes tu imagen?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL