Hago sólo lo que me toca porque no me están pagando para hacer más

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Algunas personas que trabajan tienen delimitadas sus actividades, por ejemplo: el de contabilidad no y está metiéndose en asuntos de marketing y viceversa. E incluso pueden ser del mismo departamento, como podría ser el caso de departamentos como Recursos Humanos; quien hace la nómina no está reclutando y seleccionado personal … a menos que la organización sea pequeña y no cuente con el suficiente personal (por mencionar sólo un área de muchas que conforman una organización).

Esto le da estructura a una organización. Tener organización ayuda a ser eficaz y eficientes , ¿cierto?

Pero te ha pasado que alguien te pide hacer un poco más, una actividad que no es propia de tu puesto que bien podrías ejecutar sin problema, ¿qué sueles hacer?

 

¿Dar la mano y agarrar el pie?

¿A caso está mal negarse, se le puede sacar un beneficio a ser buena onda, te están viendo la cara de menso? La respuesta podría ser cualquiera de las opciones mencionadas. Es algo contextual, sólo lo sabrás cuando lo hagas.

Tú vas a determinar qué tanto abusen de ti los demás de ti. No confundas ser manso con menso. Si sientes que están abusando de ti porque te partes el lomo con tu chamba como para hacer favores sin recibir una retribución, es necesario poner límites. Pero como se mencionó, esto es algo contextual porque dar ese extra bien podría ser una puerta de bendición …

 

Con quién sí

Si es la primera vez que trabajas con ese cliente, proveedor o compañero, podría ser una excelente carta de presentación. Da ese extra, haz algún favor e incluso puedes tener iniciativa sin caer en lo lambiscón.

El resultado podría ser que si tú eres proveedor de servicios, podrían darte un montón de jale por la relación de confianza que se genera, aunque también puedes tener precios preferenciales, o bien que los clientes o compañeros tengan detalles contigo y te regalen algo de mercancía o no te cobren por algún servicio.

Para llegar a ese punto tienes que cortar muchas flores de tu jardín. Es necesario dar buenas impresiones, pero también hacer bien tu chamba. Puedes andar haciendo favores, pero si trabajas mal o eres flojo, no esperes que las puertas se abran. Debe haber una mezcla perfecta entre ser un buenazo en lo que sea que te dediques y des un grato sabor de boca con tu actitud, carisma, mostrando que eres profesional, etc.

 

Con quién no

Simple: con los abusivos. Hay personas que ni las gracias dan. No es recomendable ser espléndido con aquellos que te dan largas para resolverte alguna vicisitud que se te presentó, con quienes no honran su palabra, con los que no te pagan…

 

Para ganar hay que perder en ocasiones

Ser así no siempre te va a funcionar ya que también una parte dependerá de la forma de ser de la persona con quien estés tratando. A veces perderás tiempo, en otras ocasiones podría ser lana… así es el mundo de los negocios, aprende a perder.

Dicen por ahí que el que no arriesga, no gana.

 

¿A fuerza tiene que ser así?
No, ten en cuenta que nada es a la fuerza. Así funciona gran parte del business… porque son relaciones ganar – ganar.

Si no quieres hacer algo adicional a tus responsabilidades, estás en tu derecho. Si no quieres quedar bien, estás en tu derecho. Todo va a depender de qué quieras o busques.

Recuerda, no siempre es bueno tener pensamientos rígidos, pero tampoco ser un lamebotas que pierde su dignidad por unos pesos.

¡Sé prudente!

Recomendación del día
Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.