El racismo es uno de los problemas sociales más graves en el mundo que también se vive en el fútbol. Por ello, uno de los equipos más famosos de Brasil, Botafogo, encontró una buena forma de hacer que sus fans estuvieran al tanto de esto: simplemente cambiaron el orden de las rayas blancas y negras en sus camisetas y salieron a la cancha, pero… nadie se dio cuenta. 

Más notas relacionadas:
3 ingredientes claves para crear campañas disruptivas
Arte + Packaging = Campañas exitosas
3 campañas que impactaron a grandes creativos

Y de hecho esa era la idea, pues la agencia África creó la campaña “La Camiseta invertida” para Botafongo, la cual consistió en que el equipo brasileño entrara a la cancha con los colores de sus camisetas invertidas, a fin de demostrar que tanto el color blanco como el negro no hacen la mínima diferencia.

Botafongo es un club deportivo con más de 100 años de historia que además siempre ha vestido de blanco y negro. De ahí la idea de utilizar los colores de la camiseta para concientizar en torno a los actos de racismo que se han venido dando a nivel mundial.

Una vez que concluyó el partido, los jugadores se reunieron para una foto y sorprendieron a todos mostrando el siguiente mensaje: “Si tú no te diste cuenta que las rayas de la camiseta están invertidas, es porque el color no hace la mínima diferencia #somosumsó (somos uno solo)”.

La acción, cuyo objetivo fue concientizar a la población sobre este grave problema y de ese modo ayudar a erradicarla,  fue el tercer tópico más comentado durante el partido y compartido hasta por la hinchada rival.

Checa la historia:

The Inverted Jersey from Agência Africa on Vimeo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL