Haz un evento que haga historia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
En el mundo de las Relaciones Públicas vemos que el desarrollar un evento es una buena forma para mostrar nuestros productos o servicios a medios, clientes, celebridades, consumidores, etcétera. Es una gran oportunidad para extender los beneficios del producto a otros niveles y provocar una mayor interacción con los mismos.

En el mundo de las Relaciones Públicas vemos que el desarrollar un evento es una buena forma para mostrar nuestros productos o servicios a medios, clientes, celebridades, consumidores, etcétera. Es una gran oportunidad para extender los beneficios del producto a otros niveles y provocar una mayor interacción con los mismos.

Más artículos de Roberto González:
Oportunidad que vale oro
¿Integrated qué?
¿Conquistando el mundo? Hablemos de fondo y forma

Sin embargo, hay una gran posibilidad de que un evento se vuelva una fiesta, sin un buen pretexto para interactuar con el producto, es decir, dejamos de contar o fabricar una historia del producto.

¿Por qué pasa esto? En realidad, existen varios factores alrededor de la producción que influyen y diluyen el objetivo de la misma. Por ejemplo, si no mantenemos el foco en lo que estamos desarrollando, cometeremos el error de hacer nula nuestra información y nunca llegará a la mente y corazón de nuestro target.

Ya en la fecha de la implementación, existen otros factores que pueden dañar aun más nuestros objetivos iniciales y dejar a un lado el éxito de nuestra marca en un contexto de Relaciones Publicas. Por ejemplo, aquí presento algunos factores que influyen en perder el control de nuestro evento:

  • Tratar a los medios como un invitado más. ¿Cuántas veces pensamos que por qué nuestros amigos los medios llegan a la fiesta, deben obtener toda la información necesaria del producto o servicio del aire?
  • Perdernos en la socialización. Después de la llegada de los invitados, y ya corriendo el evento, podemos perder el foco del mismo, pues nos relajamos y nos volvemos un invitado más. Lo cual hace que ya no vislumbremos oportunidades y posibles fallas o errores que den el éxito total.
  • No llevar la información necesaria de nuestra marca. En muchas ocasiones, vemos que los anfitriones no traen información relevante de la marca y compañía. Seguro habrá mas de una oportunidad para profundizar en la misma, recuerden nosotros somos embajadores del evento, siempre habrá forma de hablar y seguir construyendo una imagen.
  • No abrir la “siguiente puerta”. Si nosotros no buscamos extender nuestra comunicación con los reporteros y editores, no podremos obtener una oportunidad más para hablar con ellos posteriormente.
  • ¡Los reporteros, editores y fotógrafos son lo mas importante! Recuerdo el año pasado en un festival de cine al sureste del país en donde el evento de clausura fue a destiempo. Los periodistas llegaron después de la hora acordada por estar entrevistando a los protagonistas del festival, cuando llegaron a la misma, ya no pudieron disfrutarla y sin tomar o comer algo. Imaginen el resultado en los medios que representaban.

Por lo tanto, es muy importante cubrir varias áreas en las cuales tu evento se vuelva verdaderamente exitoso y lleno de buenas historias.

Y hablando de historias, no podemos ser ajenos al desarrollo y producción del mismo, nosotros también debemos estar involucrados paso a paso, desde la planeación hasta el monitoreo al final.

Una excelente historia parte desde la concepción de la misma hasta su ejecución, es decir, parte desde la idea, planeación, invitación hasta la tarjeta de agradecimiento que le llega al invitado posterior al evento y que refuerza la experiencia vivida.

Algunos puntos que siempre debes considerar a lo largo de la construcción de una buena historia desde el punto de vista de la producción del mismo son los siguientes:

  • Tener algo que contar. Tener claro los objetivos de la marca y el por qué del evento.
  • Una idea o concepto creativo en donde “todo” se alinee a éste, incluyendo boletines de prensa y comunicados.
  • Un buen seguimiento de producción. Tener clara la logística minuto a minuto del evento, inclusive antes y después del mismo.
  • Tener una buena cobertura de medios para extender la historia en sus publicaciones.
  • Tener una fina y excelente convocatoria de invitados que tenga interés en la misma y cómo se desarrolla en cada paso del evento.
  • Elegir una buena locación que construya mas atributos de la historia y por ende de la marca.
  • Tener un buen equipo de embajadores de marca que ayuden a extender los beneficios del producto y genere un vinculo con los invitados.

Con esto aseguras tener cubiertos casi todos los puntos clave para contar una excelente historia y que se vuelva memorable. En ese momento, verás que un buen evento cuenta una historia que refuerce la imagen de tu marca y por supuesto, deja de ser un gasto para tu cliente…

Al final de todo, una buena historia construye una buena imagen en los demás, tú, ¿cómo construyes tu imagen?

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.