Las marcas dedican su creatividad a la generación de clientes, ventas, fidelidad. Es muy importante para ellas acercarse a sus consumidores y también conquistar a los que todavía no forman parte de su cartera. Por lo menos las firmas automotrices, afirman que transeúntes y conductores ganan la car race marketing.

Tan sólo en 2016, el sector automotriz y distribuidores de autopartes aportaron aproximadamente 208, 890 millones de dólares al crecimiento económico de Estados Unidos.

Con dichas cifras en mente y en medio de la perpetua competencia, los clientes de las empresas automotrices se ven beneficiados al obtener mayor valor agregado por sus productos.

Competencia sana

Como muestra encontramos a Volvo. Dicha firma de origen sueco, en su empeño por mantener seguros a quienes viajan en uno de sus autos, se hizo acreedora a tres Leones en el Festival Internacional de la Creatividad Cannes Lions en la categoría Outdoor por la campaña Airban Pedestrian.

La agencia Grey México que colabora para Volvo Cars recibió los galardones por sus campañas Airbag Cyclist, Airbag Pedestrian y Airbag Runner. Mismas que giran en torno a innovación y seguridad. Así difunden su nueva tecnología en pro de la seguridad de los transeúntes y conductores.

Dado que no se puede saber de qué lado se va a estar si se produce un accidente, Volvo desarrolló una tecnología que procura proteger a los que manejan y a quienes caminan.

Luego de aproximadamente dos meses de desarrollo, creación y producción, la innovadora propuesta se llevó a la realidad y esto dio paso al reconocimiento del festival.

Este sistema tecnológico de seguridad de Airbag Pedestrian está disponible en el Volvo V40, el hatchback juvenil de la marca.

nunca_sabes_VOLVO

La competencia genera que las firmas estén en continua revolución. Y Mazda se mete en la competencia.

Mazda también se ocupa de los conductores que se distraen, lo que la firma reconoce como un “Conductor distraído”. El apelativo puede ser un nombre inofensivo, pero traicionero. Un conductor así se va a dar el lujo de mirar hacia cualquier dirección de la carretera o asegurarse de que los copilotos o acompañantes estén cómodos, pero también si va sólo, de echar un vistazo a su perfil de Facebook o enviar un mensaje rápido por Whatsapp.

La realidad es que todo conductor ha caído en la tentación de tomarse unos segundos para mirar el celular. Y esto no es tan grave, lo peor que puede suceder es cometer un atropello y que el arrollado muera.

Mazda decidió darle más peso a las acciones que generan accidentes y lanzó su campaña que exhibe que todos somos propenso a recibir un golpe cuando estamos distraídos con las redes sociales, incluso si sólo nos estamos desplazando sin poner atención. Y propone que si manejas, debes de dejar el teléfono solo.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL