Imagina que tienes la tarea de escribir un guión cinematográfico para Coppola, ¿cómo construirías la historia para mantener la atención de los espectadores Siempre hemos pensado que los expertos en Relaciones Publicas y Comunicación debemos de ser sensibles a todos los elementos que puedan enriquecer los documentos de prensa que realizamos constantemente.

Más artículos de Roberto González:
Trabajo en equipo, ¿quién hace qué?
Ejecutivo al estilo Jerry Maguire
¿Cómo potenciar tu marca personal?

El ambiente y los hechos que relacionan al mercado y al consumidor son detonadores para desarrollar historias donde el actor principal sea la marca. Son las tensiones en el ambiente como momentos, hechos y tendencias que pueden ser grandes palancas para enriquecer los valores de la marca.

Recordemos que hemos hablado en el pasado de buscar “anclas” que nos ayuden a darle brillo y vida a los atributos de la marca, a relacionar algunos hechos con ocasiones de consumo, etc. Por lo tanto, al desarrollar un documento de prensa, pensemos siempre en buscar detonadores como tensiones sociales y dramáticas que harán que volteen hacia nosotros.

Como un guionista de cine o televisión que enriquece su narrativa a través de conflictos sociales, haciéndolo más atractivo, por ejemplo, el amor, el odio, el engaño, situaciones políticas, etc.

¿Cómo identificamos una tensión social? y ¿cómo le sacamos provecho? Empecemos por tener “las antenas” abiertas y sensibles, ponte el “sombrero” de escritor o productor de cine y construye tu historia, aquí van algunos tips:

Abre la puerta: Busquemos temas relevantes que hacen extensible los usos o capacidades de la marca.

Se entretenido: Piensa que temas cotidianos no siempre son los mejores para abrir boca, irrumpe en el pensamiento y propón una postura, siempre cuidando la imagen de la marca.

Define una posible solución: Es el momento ideal en donde la marca se glorifica como alternativa o solución a un conflicto, y donde la tensión se rompe de manera positiva.

Concluye la historia: Cierra el “caso” con posibles soluciones donde el receptor pueda ser el “embajador” de dicha solución y la tome como suya.

Deja la puerta abierta: No cierres el tema y las posibles soluciones, deja que exista la posibilidad de crecer tu historia, segundas partes, terceras, etc.

Recuerda, te tienes que volver consultor en el futuro, da la posibilidad de ampliar la conversación y profundiza lo más que puedas. Un productor de cine o televisión, busca la reacción de sus espectadores de frente a todos los momentos y hechos que presenta en la historia u obra.

Buscan el interés de su público mediante la inclusión de hechos culminantes cada vez que termine un capitulo de la historia, y vuelve interesante el mantener una expectativa hasta el desenlace final . La tensión dramática genera atención y expectativa sobre el conflicto que está por suceder manteniendo la intriga y el deseo por conocer el desenlace, por lo cual el interés aumenta y se vuelve mucho más atractivo.

En conclusión, siempre que desarrolles una historia para tu marca parte de un conflicto o tensión dramática que enganchará fácilmente al lector, recuerda que eres responsable de construir una buena imagen sin caer en lo superficial y lo banal.

Al final de todo así se construye una imagen, y tú,  ¿cómo construyes tu imagen?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL