Este año hemos tenido que cambiar un poco nuestros hábitos de consumo por el incremento en precios, especialmente de las categorías gravadas por la reforma hacendaria. Ha sido un inicio de año particularmente diferente y complejo, muy atípico a otros años por este contexto. Dado esto, prácticamente todos los hogares en México han cambiado en algo sus hábitos, pero de manera muy distinta según el nivel socioeconómico, por el número de integrantes de la familia, incluso por el índice de masa corporal del ama de casa.

Más artículos de Fabian Ghirardelly:

Llegó el verano, llegaron las promociones
Acciones seguidas por las marcas que más crecen
¿Cuáles son las tendencias de compra en Latinoamérica?

El día de hoy les quiero comentar como han cambiado los hábitos en los hogares con niños menores de 12 años.

Por un lado es más difícil cambiar drásticamente los hábitos de los niños puesto que primero hay que convencer a los papás. Recordando cómo se comportaban los hogares en el 2009, en plena crisis,  vimos como los papás buscaban mantener el consumo de los niños a pesar de la situación económica, sin hacer entonces grandes cambios.

En el entorno actual encontramos mayores cambios, lo que nos confirma que es una situación más atípica. 

Todos los hogares han disminuido su consumo de algunas categorías afectadas por la reforma hacendaria, pero donde hay presencia de niños la caída es un poco menor. Vemos esta situación claramente en categorías como yoghurt, cereales y postres refrigerados. 

Algunas otras categorías sí están “sufriendo” en hogares con niños. Es el caso de pan empacado, donde los hogares con pequeños son quienes están disminuyendo más su compra, principalmente de pan dulce. Las galletas dulces también están disminuyendo su consumo en hogares con niños de manera importante.

Varios productos “altamente calóricos” han disminuido su consumo en los hogares con niños derivados de los impuestos. Los papás han disminuido el gasto en categorías de cuidado personal y de cuidado del hogar para compensar estos incrementos de gasto. No tienen más dinero que hace un año por lo que si están gastando más en ciertas categorías, deben gastar menos en otras. No tienen otra opción.

No todo es dejar de comprar, hay algunos productos que están tomando mayor importancia en los hogares con niños, como son helados y paletas heladas. Cuando los hogares están pasando por una situación de crisis o algo parecido, salen menos y pasan más tiempo en casa y entonces buscan en algunos momentos darse ciertos gustitos y aquí es donde helados y botanas pueden ser buenas opciones para pasar una buena tarde en familia. Aunque el presupuesto esté limitado, los papás siempre buscan la forma de consentir a su familia.

En definitiva, aun cuando la presencia de niños muchas veces es clave para no realizar cambios tan fuertes en los hábitos de compra de los hogares, este año hemos visto cambios mayores que otros años, impulsados básicamente por el fuerte incremento de precios en un set amplio de categorías de fuerte penetración en los hogares. Los papás han tenido que ajustar su gasto para enfrentar esta realidad…por lo tanto, hasta los niños han tenido que reacomodarse a este nuevo entorno. 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL