Service Design: Ya la neta, ¿Por qué son tan exitosas las aplicaciones exitosas?

Como que muchos aun no han caído en cuenta de que los que están ganando más dinero en el mundo y Latam son las aplicaciones, las exitosa

58

Como que muchos aun no han caído en cuenta de que los que están ganando más dinero en el mundo y Latam son las aplicaciones, las exitosas. Son cascadas de dinero en segundos. Son negocios muy rentables porque casi no hay gastos, sólo utilidades.  Todavía me encuentro con algunas marcas que quieren tener su aplicación. No todos tienen que tener su aplicación. Depende a qué te dediques. Si tu aplicación sólo es para presumir modernidad y no tiene elementos que resuman y hagan que su producto o servicio sea más fluido o mejor, sólo te sacaran dinero. Como en un buen asalto a mano armada. No todo es aplicación, deben de tenerla, los que realmente la aprovechen. Los que la usen para monetizar a volumen. Los que la quieran para generar más facturación de forma voluminosa y práctica.

No nos perdamos, las aplicaciones nacieron para ayudar a que el intercambio entre el servicio, el producto y los clientes sea más rápido y efectivo. Para que todo fluya mejor y por volumen. Por eso, las que mejor funcionan son las de movilidad, comercio y turismo. Son las que facturan más y mejor. Uber, DiDi, Amazon y airbnb se están llenando de dinero porque a lo que se dedican no es a transportar, ni siquiera a la movilidad, ni mucho menos al turismo, sí, se dedican resolver la fricción de experiencia de servicio entre los millones de clientes y los productos, servicios o experiencias que quieren. Tan fácil y lógico como eso. Disminuir la fricción de servicio entre el intercambio de clientes, productos y experiencias es el secreto para monetizar dinero a manos llenas.

Si tienes en mente una aplicación muy romántica que piensas que se hará millonario y no tiene este combate a la fricción de este intercambio, te garantizo que no funcionará y harás perder el dinero de tus inversionistas o tu dinero. Inevitablemente. Si trabajas en un fondo de inversión que fondea proyectos de aplicaciones. No pierdas tu dinero, si no cumple con este principio. Será una paja mental. De algún Mirrey, hipster o en su defecto una idea balín de un Frester. Estas tribus urbanas que son expertas en sacarle dinero a los inversionistas románticos y los fondos de inversión de economías digitales.

Si no les queda claro, desdibujó el gran secreto de las aplicaciones exitosas. Aquí mi boceto y draft estratégico del éxito del secreto del éxito de una aplicación.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anteriorEstas son las marcas más amadas por los consumidores
Artículo siguienteLos factores a tener en cuenta a la hora de crear una estrategia para redes sociales. Parte 2.
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.