• Entre toda la inestabilidad que ha traído esta crisis, solo hay algo seguro: nuestra cotidianidad será diferente. Puede que lo establecido lo que conocimos antes de la pandemia, no vuelva más.

  • Nuestro primer espacio que ha sido trastocado es el sitio de trabajo, ¿es posible saber cómo serán los sitios de trabajo, en la era poscoronavirus?

  • De acuerdo a un informe realizado por Mercer, llamado “Impacto del Covid en la gestión de Recursos Humanos del Gran Consumo” determinó que el 95 por ciento de las compañías mantendrá gran parte de las medidas adoptadas durante la crisis sanitaria.

La crisis del coronavirus es una de las mas grandes que ha impactado en la dinámica de los negocios, economía y en la realidad de los negocios. Su llegada ha obligado a muchas empresas a modificar sus canales de producción.

Estamos en un proceso de desescalada, y algunas estimaciones de los daños ya comienzan a aparecer. Es posible que la economía caiga, en un nivel importante, que el PI se contraiga. Entre toda la inestabilidad que ha traído esta crisis, solo hay algo seguro: nuestra cotidianidad será diferente. Puede que lo establecido lo que conocimos antes de la pandemia, no vuelva más.

Nuestro primer espacio que ha sido trastocado es el sitio de trabajo, ¿es posible saber cómo serán los sitios de trabajo, en la era poscoronavirus?

Estos estudios ya intenta resolver esa pregunta.

Una nueva realidad

Puede que los nuevos hábitos dejados por el coronavirus se queden de manera permanente en el consiente colectivo. Que los protocolos de seguridad e higiene permanezcan por un buen rato entre las practicas mas comunes de las empresas sobrevivientes a la crisis.

De acuerdo a un informe realizado por Mercer, llamado “Impacto del Covid en la gestión de Recursos Humanos del Gran Consumo” determinó que el 95 por ciento de las compañías mantendrá gran parte de las medidas adoptadas durante la crisis sanitaria.

Según este estudio los tópicos que muchas empresas mantendrán y que seguirán trabajando, después de la pandemia, son la segmentación de las plantillas o las estrategias de apoyo emocional. Estos serán pilares fundamentales para la nueva normalidad.

Otro tópico importante, establecido por este estudio, es que el coronavirus disparó el proceso de digitalización, tanto de las relaciones, como de los procesos de trabajo, y la comunicación interna. Según la encuesta el 95 por ciento de las empresas ya realizó un plan de desescalada de cara a la vuelta a la normalidad. Entre los elementos mas importantes, de dicho proceso, se encuentra la incorporación de turnos, la flexibilidad de los horarios, la inclusión del home office, medidas higiénicas, de distanciamiento.

También puedes leer:

Otras voces

Si en algo coinciden los especialistas es en que la nueva normalidad girará sobre algunos puntos como el trabajo remoto, todas las empresas que pudieron incluirse en este formato fueron beneficiadas y puede que esta costumbre y practicas prevalezcan después de la pandemia; otro elemento es la convivencia digital, la contingencia también nos obligó a adoptar nuevas medidas de relacionarnos, entre puntos lejanos pero con un fin común, el comunicarnos; transacciones digitales, la columna de toda empresa se centra en las fiannzas, los pagos digitales también serán un elemento más de la nueva realidad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL