• En medio de esta pandemia la tecnología fue una herramienta muy útil para las empresas, fueron éstas las que mantuvieron a flote a muchos sectores económicos.

  • Pero ¿es posible que el trabajo remoto o flexible sea una realidad en la nueva normalidad?

  • Actualmente en la Cámara de Diputados se encuentra una reforma para regular el trabajo a distancia, desde 2019 esta iniciativa intenta ganar lugar pero otros temas han inundado la agenda del Senado.

La crisis del coronavirus dejó a su paso una de las peores crisis económicas en la historia, que será recordada como una de las mas profundas, al menos en la economía mexicana la recesión causada por el coronavirus ha sido diez veces más grande que la del 2008. En medio de esta pandemia la tecnología fue una herramienta muy útil para las empresas, fueron éstas las que mantuvieron a flote a muchos sectores económicos.

Fue a través del espectro de internet que muchos empleos se mantuvieron ante la crisis. Como resultado y ante el buen funcionamiento, el trabajo a distancia puede figurar como una posibilidad real en el futuro laboral.

Pero ¿es posible que el trabajo remoto o flexible sea una realidad en la nueva normalidad?

Opciones y estudios

El trabajo home office fue una de las herramientas que surgió como respuestas ante la crisis del coronavirus. La crisis impuso ante las empresas una aceleración en los procesos de digitalización. Estos nuevos método de trabajo ya son alternativas funcionales para algunas empresas y su posibilidad de ser instauradas son también un posibilidad cercana.

De acuerdo a una encuesta de la compañía japonesa Fujitsu, realizada el mes pasado, estableció que a 9 de cada 10 empleados les gustaría mantener el método de home office, después de la crisis del coronavirus. Uno de los beneficios que trae esta forma de trabajo es que al menos el 68 por ciento de los trabajadores se siente más empedrado y seguros sobre sus decisiones.

Otro datos para tomar en cuenta

Actualmente en la Cámara de Diputados se encuentra una reforma para regular el trabajo a distancia, desde 2019 esta iniciativa intenta ganar lugar pero otros temas han inundado la agenda del Senado.

Sin embargo la pandemia podría significar una nueva perspectiva del fenómeno, puede que los actores tengan otra perspectiva. Parece que era necesario atravesar por una crisis similar para que esta opción fuera tomada en serio.

También puedes leer:

De acuerdo al reporte Covid 19 CFO Pulse Surbey de PwC, el 64 por ciento de los CFO del país tiene como posibilidad real apostar por el home office, esto en cuando se restablezcan los centros de trabajo.

Sin embargo aunque persisten opiniones generales como que el país no está preparado para adoptar la práctica de traba a distancia de acuerdo a una encuesta de Citrix, (58 por ciento). Puede que la pandemia abra la puerta de esta modalidad.

Pero si algo es claro es que no todos los trabajos podrán incluirse en esta modalidad. Solo se beneficiaran los puesto que pueda adaptarse al teletrabajo.

Sin embargo la discusión ya está ahí, en el senado, la experiencia también, aunque persista la opinión general, esta puede ser presta a modificaciones y cambios.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL