Amazon líder las marcas más valiosas en el mundo y no es por casualidad, la compañía estaba lista cuando la ola de pedidos ante la pandemia llegó y estará preparada cuando la era post pandemia inicie. La firma va más allá de sus filas, está transformando el retail y contagiando a sus competidoras, lo que deriva en nuevas experiencias para el consumidor.

Solo para 2021, se esperan 2 mil 140 millones de compradores en línea en el mundo, de acuerdo con cifras de Statista. En México, se espera que los ingresos por ventas minoristas de comercio electrónico aumenten en más del 12 por ciento, en comparación con el año previo.

De hecho, el 39 por ciento de los consumidores ha incrementado sus compras online entre marzo y abril, en medio de la pandemia, una cifra impensable en un periodo tan corto, previo a la necesidad de mantener el contacto al mínimo.

Pero al final ocurrió y gran parte del consumo está enfocado en Amazon. La compañía está aprovechando esto para transformarse y para extender sus negocios, pero destacan al menos cinco grandes cambios que traspasan su empresa y que podrían llegar a todas las operaciones del retail:

Inesperado elemento

Un simple carrito del super parecía eso, un elemento “X”, pero en medio de la pandemia se está convirtiendo en un aliado gracias a la astucia de Amazon, pues lanzó un carrito de super “inteligente” que se llama Amazon Dash Cart y que empezará a funcionar en un nuevo supermercado en Los Ángeles que la empresa espera abrir este año, para que el consumidor pueda entrar, comprar, salir, llevar las cosas al auto y ya, el carrito tiene un sistema que detecta los productos y los cobra a la cuenta del consumidor.

El carrito es el del futuro, con cámaras, sensores y una báscula para detectar de forma automática los productos. Esta nueva experiencia puede llevar a los clientes a preferirlos y por su puesto que sus competidores se sumarán o implementarán una propuesta propia para adelantarse, de ambas maneras hay un cambio definitivo en retail.

Menos contacto humano

Con un virus mortal rondando las tiendas, pasar por línea de cajas con filas ya no es opción y sin saberlo, Amazon inició un proceso ideal, su concepto Go en Seattle, entrando y saliendo del super sin cajas. Utilizan cámaras y sensores en el techo para registrar lo que compran los clientes y les cobra cuando se marchan. Ante esto, Walmart está proponiendo máquinas de autocobro al salir.

Cubrir todos los aspectos del proceso de venta

Las retailers no deben concentrarse solo en vender, es por ello que la gigante del e-commerce está implementando nuevas restricciones de inventario con miras a tener un proceso impecable que le permita operar en el futuro, en temporadas de alta demanda. De hecho, desde ayer sus almacenes se preparan para la próxima fiebre de compras navideñas bajo una nueva política.

Transporte de productos

Para conseguir cerrar la entrega se necesita llegar al consumidor y la firma tiene la intención de que también se contemple el mínimo contacto humano en ese punto, así que compró Zoox. Por más de 1.200 millones de dólares, de acuerdo con The Information y The Financial Times, la empresa se llevó la startup de vehículos autónomos, lo que de inmediato refiere a una apuesta por la entrega de pedidos en ese medio.

Inteligencia artificial y machine learning

Finalmente, también sabe que no puede descuidar el interior de la empresa con empleados enfermos, así que está implementando una solución en sus almacenes, para mantener la sana distancia de 1.5 a 2 metros entre personas, con el objetivo de evitar contagios.

Se trata de una cámara con inteligencia artificial que detecta a las personas y sabe a qué distancia se encuentran. Se llama “Distance Assistant” y graba en todo momento una zona concreta y detecta a las personas que pasan, reproduce un círculo verde cuando la persona no tiene a nadie a seis pies (poco menos de dos metros) y cambia a rojo cuando la sana distancia no se ha mantenido.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL