Además de ser eficientes herramientas para transmitir mensajes de marca, las redes sociales se han convertido en un canal de comunicación por excelencia entre personas. Por este motivo, este tipo de espacios ha logrado compenetrarse de manera tan importante en la vida de la gente, a tal grado que, cuando llegan a fallar, se genera una especia de caos, como pasó el pasado 4 de julio, día en el que Facebook, Instagram y Whatsapp presentaron problemas en el cargado de imágenes y al momento de mostrar contenidos como las historias. ¿Por qué pasó esto? A un día de la reciente caída de estos sitios, han surgido algunas respuestas preliminares.

El Universal y Reuters coinciden en mencionar que, al momento de realizar una operación de mantenimiento de rutina, se cometió un error que estaría involucrado con el sistema que se usa para la carga de contenidos multimedia.

Ante la insatisfacción respecto a la explicación ofrecida por los voceros de la empresa, sitios web como Ars Technica y la famosa ingeniera en software Jane Manchun Wong han comentado que el problema específico de la caída de Facebook, Instagram y Whatsapp se ubicó en la Red de Distribución de Contenido, también conocida como Content Delivery Network, que es donde se almacenan, entre otras cosas, los elementos multimedia, el cual no estaba respondiendo de manera adecuada.

Mientras que medios como El Universal ha comentado que el fallo en Facebook, Whatsapp e Instagram duró 9 horas, sitios como Chilango han explicado que tan sólo duró seis. Cabe desatacar que el problema de apreció de manera diferenciada y con distinta intensidad en partes de Europa y América, incluido México.

Esta falla que se ha encontrado en las redes sociales que pertenecen a Mark Zurkerberg se suman a la serie de fallos que han presentado las plataformas en los últimos meses.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL