Una de las tareas del trade marketing es definir distribución, medios de exhibición y el material POP, entre otras tareas más.

El material POP (Point Of Purchase, por sus siglas en inglés) refiere a una categoría del Marketing que engloba varias dinámicas de publicidad desarrollada en punto de venta. También es conocido como PLV (Publicidad en el punto de venta).

Los espacios que sobresalen en PDV

Lo que el material POP pretende es generar una imagen predominante de la marca. Las estrategias que sigue son recurrentes, es decir, utiliza una amplia variedad de objetos que sirven como imagen, sea impresos o estampados con información del producto.

Al momento, se conocen diferentes medios de materiales POP. Los medios más usados son son:

  • Banners
  • Separadores
  • Topers
  • Gráficos de piso (floorgraphic)
  • Anuncios en los carritos del super
  • Colgantes, dangler
  • Puntas de góndola, entre otros.

El material POP puede responder a necesidades tan diversas del mercado y del cliente que llega a niveles digitales.

En la tecnología actual se puede encontrar material POP gracias a los códigos QR, ya que este medio digital permite ir a una landing page o micrositio en donde se despliega la información necesaria para conocer el producto o servicio.

Una de las principales metas del material POP en punto de venta, en la estantería del supermercado, en los espacios asignados para los productos en los pasillos; es destacar con promociones, ventajas del producto, mejoras, descuentos o similares.

Así como es de colorido un estante, un material POP bien enmarcado puede ayudar a destacar. Y del mismo modo, al conseguir resaltar un producto por su acomodo atractivo al alcance del cliente, es un medio óptimo para conseguir la venta.

La idea es también ofrecer un espacio especial para productos que sobresalen de la media. El reto es no continuar dentro de los estándares de exhibición.