Marketing político: ¿qué ha pasado con los partidos políticos luego de las elecciones?

Algunos partidos tendrán que cambiar de estrategia si espera volver a tener la confianza de la gente.

1024

El pasado primero de julio los mexicanos salieron a las urnas para votar, entre otros cargos, al presidente de México para el periodo de 2018 a 2024. Definitivamente, y con más de un 60 por ciento de participación, la jornada electoral fue considerada como histórica, pero no sólo por la cantidad de votantes que emitieron su sufragio, sino también por el resultado de las elecciones puso contra las cuerdas al sistema de partidos como lo conocemos. Algunos como el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido Nueva Alianza (Panal), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido Encuentro Social (PES) se han tenido que replantear su futuro con base en los resultados que obtuvieron y las técnicas de marketing político que tendrían que utilizar para volver a posicionarse entre las preferencias del electorado.

Agrupaciones relativamente recientes como el PES o el Panal tienen sus días contados: debido a que no llegaron al 3 por ciento de los votos, perderán su registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE); sin embargo, las posibilidades del PRI y del PAN de seguir presentes en la vida pública son más grandes. ¿De qué depende? De que ganan nuevamente las preferencias del electorado.

Mientras que el PAN parece seguir enfrascado en sus luchas internas, el PRI ha comenzado ha realizar algunos cambios: René Juárez Cisneros, quien relevó a Enrique Ochoa en la presidencia del partido, ahora será suplido por Claudia Ruíz Massieu.

Sin embargo, esto no es algo que haga una gran diferencia, al menos no hacia el exterior del partido, por lo que se han planteado opciones como las de realizar un rebranding del PRI, así como la de prescindir de algunos de los miembros que forman parte de sus filas pero que se han visto envueltos en escándalos.

Un camino similar podría tomar el PRD, partido que perdió buena parte de la credibilidad luego de que se aliara con el PAN, pues mientras que el primero es de izquierda, el segundo es de derecha, cuestión que fue percibida como una incongruencia por parte de la gente.

Sin embargo, quizá la mejor acción que pueden hacer estos partidos es ganarse nuevamente la confianza de los votantes por medio trabajo y esfuerzo, el cual tenga un impacto positivo en la vida de las personas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL