A decir de los expertos, cuando una cadena retail ya no puede crecer por número de aperturas de tienda, entonces la siguiente vía es crear marcas propias. Esto ocurre en todo el mundo, sobre todo en Europa en donde surgió esta tendencia que en México se sigue con el objetivo de generar lealtad de marca.

Notas relacionadas:
Chedraui posiciona sus marcas propias mejor que Walmart y Soriana
3 errores cometidos por las marcas antes de que el shopper llegue al retailer
5 marcas nacionales dentro del top 10 de Brand Footprint 2015

Estas marcas propias que, evidentemente, sólo se pueden encontrar dentro del autoservicio empezaron a surgir en la década de los 70 con la promesa de tener la misma calidad, pero un precio menor, sobre todo porque no invertían en publicidad ni mucho en diseño de empaque en ellas.

De acuerdo a la consultora de mercados Kantar Worldpanel México, en la actualidad las marcas propias son percibidas por los consumidores de manera positiva, de hecho, el 64% de los hogares afirma que compra este tipo de marcas, pero en realidad en 9 de cada 10 hogares en un año lo hicieron. Un aspecto importante es que, pese a que podría imaginarse que los compradores de estas marcas son principalmente personas con un nivel socieconómico bajo o medio, lo cierto es que también los sectores altos consumen estas marcas propias de los retailers. Es más, las mayores compras se dan en los niveles altos, ya que son quienes más compran en los canales modernos, el 37% de su gasto lo hacen en autoservicios frente a un 27% de un hogar promedio.

En este contexto, las marcas que más se comercializan en marcas propias son los lácteos y alimentos empacados.

dcwcreations / Shutterstock.com
dcwcreations / Shutterstock.com

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL