La tecnología ha avanzado a tal grado que ya hay robots en ciertos lugares que reemplazan las funciones de una persona, por ejemplo en algunas ensambladoras, en hospitales fungen como “enfermeros” e incluso en Japón ya hay hasta recepcionistas.

Notas Relacionadas:
Fast food retailer: Chipotle en problemas por transgénicos
Fast food retail: Amy’s Kitchen abre su primer restaurante vegano
Fast food retail: Denny’s oficializa petición de co-branding con Burger King

Esta tecnología ha sido aprovechada por las marcas, pero sobre todo ha sido explotada al máximo en el sector del fast food retail, en este caso por Eatsa, que inauguró un restaurante totalmente tecnológico, dónde los comensales pueden ordenar su comida en los quioscos que están instalados en el lugar y posteriormente la reciben en una especie de cubículos.

De acuerdo con Scott Drummond, co-fundador de Eatsa, este modelo busca mejorar la experiencia de compra ya que el tiempo de espera entre la orden y la llegada de los alimentos es menos de dos minutos, lo cual agradecen muchos clientes que han tenido que esperar en otros fast food retailers hasta 15 minutos por su comida.

Dicho restaurante no sólo es único por su tecnología, sino también por que su ingrediente principal: la quinoa, es un pseudocereal que aporta casi 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos y ofrece alrededor de 6 gramos de grasa en igual cantidad, también aporta potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc así como vitaminas B y E.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL