Los eventos; otra historia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El titular parece querer sugerir que los eventos, convenciones, lanzamientos internos y fiestas entre otras, son acciones que nada tienen que ver con BTL; y la verdad es que son la oportunidad de hacer en una hora o en dos; en un día o en cinco, toda una serie de activaciones y todas con experiencias vivenciales extraordinarias.

El titular parece querer sugerir que los eventos, convenciones, lanzamientos internos y fiestas entre otras, son acciones que nada tienen que ver con BTL; y la verdad es que son la oportunidad de hacer en una hora o en dos; en un día o en cinco, toda una serie de activaciones y todas con experiencias vivenciales extraordinarias.

Más columnas de Leonardo Mora:
Se buscan creativos BTL
Menos es más, si es posible
La línea que divide el ATL del BTL
Experiencias memorables, más allá de dos bonitas palabras

Otra historia, si… porque hace parte de todas las historias que tenemos que crear para darle vida a un concepto, a una marca o a un producto… o incluso a los tres.

Después de recibir el brief, toda la agencia se monta en esta apasionante historia que comienza a tomar forma cuando el concepto surge y responde al objetivo que quiere el cliente transmitirle a todos los colaboradores de la empresa… cuarenta, cien, doscientos o cinco mil personas. Un concepto que aunque el evento dure realmente muy poco, comienza a tener vida semanas antes, cuando a esos colaboradores empiezan a llegarle a sus puestos de trabajo, piezas de expectativa para que empiecen a sintonizarse con lo que va a pasar… piezas físicas o digitales, que les vayan dando pistas sobre lo que van a vivir muy pronto; lo mejor es que los invitados saben de que se trata, pero les causa gran emoción saber con que la empresa va a sorprenderlos cada año; y este es el reto más importante para la agencia.

Y entonces todo comienza a marchar, la producción de piezas, invitaciones, escarapelas, libretas, pendones, individuales, camisetas, escenarios, escenografías, vestuarios, obsequios y muchos materiales más… todo para el gran día… El día cero, que comienza muchas veces con el recibimiento de los invitados, en el aeropuerto o en el hotel… y el concepto se sintoniza con el momento o la situación dándose la licencia de variar sin perder su contenido. Algunos escenarios del hotel se adecuan para el evento… y los invitados por supuesto se sienten como los protagonistas de todo lo que sucede. Dependiendo del evento, las noches son para generar fiestas temáticas, de celebración o de premiación, y cada una de ellas debe respirar su propia historia, pero que también le sume al concepto principal… Los días son para toda la parte académica, que acude a escenarios más juiciosos que enfoquen la atención; las actividades de integración, buscan también las horas diurnas, buscando reforzar valores, trabajo en equipo y consecución de metas. Y el concepto convive en cada uno de estos escenarios, logrando que los asistentes en cada momento que vivan, vayan entendiendo su significado… vayan descubriendo y experimentando una frase que al comienzo era tan solo un juego de palabras y al final se convierte en un compromiso que asumen como individuos y como empresa, haciéndolo suyo.

Los eventos, son otra historia… que construimos con la misma pasión con la que trabajamos cualquier otra acción BTL… con el mismo propósito… entregar una promesa y lograr que quienes la reciben comprueben su significado… con un adicional más importante, que se comprometan a vivirla durante un año o más, y la transfieran a sus compañeros o equipos de trabajo a través del ejemplo… los resultados se verán en la próxima convención… en la próxima historia.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Leonardo Mora - Columnista InformaBTL

Las oportunidades del BTL

Comenzamos un nuevo año. Las predicciones están a la orden del día. Los planes, los propósitos y las mejores intenciones de hacer nuevas cosas se convierten en el alimento que llena a todos los profesionales por estos días; por supuesto la industria del BTL no se queda atrás.

Leer más +
Leonardo Mora - Columnista InformaBTL

El cliente en BTL

Después de haber pasado por un camino de acciones estratégicas de comunicación y BTL que impactan a una persona desde que es consumidor, luego prospecto, hasta que por fin hace la compra, la tarea es ahora convertirlo en un cliente, que sugiere que este comprador vuelva a comprar no una, sino varias veces; una tarea en la que las acciones del ATL y el BTL vuelven a encontrarse con objetivos similares: posicionamiento, recordación, activaciones y experiencias.

Leer más +
Leonardo Mora - Columnista InformaBTL

El comprador en BTL

Justo cuando el prospecto ha decidido darnos su atención, que capturamos por una serie de acciones diseñadas para lograrlo, se activa la estrategia encaminada a volver este prospecto en un comprador.

Leer más +
Leonardo Mora - Columnista InformaBTL

El prospecto en BTL

Como lo compartí en una entrega anterior, el prospecto, es ese consumidor que está en la calle… caminando, en el bus, en su automóvil… en un centro comercial, en una feria, etc… básicamente no está consumiendo o siendo impactado por ningún medio masivo de comunicación (televisión, radio, impresos, etc)… es el momento en el que aparecen las primeras acciones BTL, con el objetivo de capturar su atención… para seducirlo, para que decida acercarse hasta donde está la marca y/o su actividad y entonces saber más.

Leer más +
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.