Los 5 errores más graves (y comunes) de las Relaciones Públicas en México

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Hace algunos años, cuando trabajaba de tiempo completo en la industria editorial (revistas), me percaté de la importancia que tienen las Relaciones Públicas y de que sus verdaderos profesionales en México son contados, incluso, con los dedos de sólo dos manos.

Hace algunos años, cuando trabajaba de tiempo completo en la industria editorial (revistas), me percaté de la importancia que tienen las Relaciones Públicas y de que sus verdaderos profesionales en México son contados, incluso, con los dedos de sólo dos manos.

Más columnas de Jaime Torres:
Los 7 eventos que deberá considerar tu marca durante el 2015
Tu trabajo durante el 2014: A Year in Review
¡Feliz temporada de recibir lo que no esperabas!
Las 5 lecciones vitales para el 2015 (que nos enseño el 2014)

Me daba la impresión de que las compañías, quizá por ignorancia o tal vez por desidia, no se daban cuenta del valor que tiene comunicar “lo que vale la pena” a los medios de comunicación, quienes pueden convertirse en nuestros grandes aliados o en los refinados sepultureros de nuestra marca.

Ahora, del lado de las empresas, también me doy cuenta de que ese gran hoyo profesional, igualmente está presente en muchos medios de comunicación improvisados, e incluso, en periodistas con poca preparación, que simplemente “copian” los párrafos que encuentran en los comunicados de prensa que reciben, o bien,  plagian la redacción de otros compañeros periodistas, sin tener respeto alguno al rigor periodístico que exige la profesión.

Ahora, recordando todo ese tiempo que perdí a causa de comunicados de prensa insulsos y mal redactados, así como el escaso interés de muchas agencias de Relaciones Públicas, cito a manera de crítica sana y constructiva, los 5 errores que más retorcieron mi estómago:

Comunicar lo irrelevante. Muchas compañías se toman la molestia de comunicar a los medios lo que ni a ellas mismas les interesa. Paja, información que no es digna de ocupar un espacio en la plana, ni de ser leída, escuchada o vista. No es cuestión de “tratar” de estar presente en los medios, sino comunicar acciones que sean relevantes para los receptores en general. Si la compañía cumple 50 años, feliciten al fundador y ya.

Comunicar al medio equivocado. Cuando trabajé en una revista sobre salud, ejercicio y estilo de vida para hombres, muchas veces me enviaron información sobre finanzas y medicamentos para mujeres. Leía el primer párrafo y después acumulaba los comunicados en la bandeja de papel para reciclar. Así de provechoso. La primera regla es conocer al medio, antes de siquiera dirigirte a él.

Redactar mal la información. Quizá el tema a comunicar pueda ser muy atractivo, pero si la redacción en el comunicado o el tono y manera no lo son, es probable que pase desapercibido. La gente que trabaja en las áreas de redacción de los medios de comunicación tiene acceso a mucha información, y por ello, es selectiva, descartando lo que “a simple vista” no la cautivó. Por otra parte, una pésima redacción o la abundancia de faltas de ortografía, le dan poquísima seriedad al comunicado, causando que el lector no respete el mismo y se lo facilite al bote de basura.

Subestimar al periodista. Más común de lo que puedan imaginar. Me gustaría dejar en claro algo: la empresa o la agencia de RP no le hace el favor al periodista al invitarlo a un evento, darle un trato VIP o enviarle información. El periodista puede o no, ser su gran aliado. Los medios de comunicación son terceras personas y por ello pueden tener “mucho más credibilidad” que las propias marcas. Claro, depende del profesionalismo y seriedad de los medios en cuestión.

No involucrar al medio. No se trata de enviar el comunicado y esconder la mano. Qué el periodista lo interprete y “ojalá que si nos publique”. Es quizá el error más común y una de las principales faltas, una excelente forma de tirar nuestro presupuesto a la basura. Si quieres que el medio comunique con pasión tu mensaje, asegúrate de transmitir esa pasión, siémbrala en los comunicadores adecuados y crea relaciones a largo plazo. Conócelos, cómo es la persona que publica tu mensaje, qué le apasiona, qué notas requiere comunicar, qué demonios opina de tu marca. Gánatelo. El medio es tu aliado y muy probablemente sabrá expresar tus ideas mucho mejor que tú (salvo sus obvias excepciones).

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.