Tal como vemos un resumen de lo que fue nuestro año en Facebook o echamos ojo a las principales búsquedas en Google y a los más representativos trending topics en Twitter durante el 2014, es importantísimo hacer una revisión anual de lo que fue nuestro trabajo en el año que finaliza, antes de arrancar con un nuevo ciclo.

Más columnas de Jaime Torres:
¡Feliz temporada de recibir lo que no esperabas!
Las 5 lecciones vitales para el 2015 (que nos enseño el 2014)
#Somos(MasDe750Mil)Lectores
5 razones para invertir casi todo tu presupuesto en Servicio al Cliente

Esto puede tener diferentes objetivos. El principal es hacer una pausa en el camino para analizar dónde estamos parados, cuáles fueron los aciertos y detectar los errores. Si nuestras acciones realmente propiciaron un avance significativo en el año, significaron un retroceso en nuestra estrategia de construcción de marca o simplemente, estancaron nuestro avance en materia de mercadotecnia.

Hacer una revisión anual de nuestra estrategia de BTL, es relativamente fácil, ya que a diferencia de los esfuerzos en ATL, es mucho más sencillo y preciso realizar una medición certera.

Pero además de evaluar nuestros resultados en el año, una revisión anual es un ejercicio que no sólo nos sirve de manera interna para determinar futuras acciones. Un “Year In Review” también puede ser una gran estrategia para mostrar logros y comunicar de nuevo lo que vale la pena. Ya sea el caso de una agencia de BTL, que puede armar un buen archivo o video de revisión anual para mostrar a sus clientes los grandes logros y acciones que se han implementado en conjunto, o simplemente para mostrar a nuevos prospectos lo que la agencia hizo por sus clientes durante el año pasado, o bien, en el caso de una marca en concreto, crear un mensaje para agradecer a sus clientes su preferencia y recordarles lo que su marca fue capaz de forjar a lo largo del 2014 (esto sólo se recomienda si la marca realmente realizó acciones innovadoras y atractivas, de lo contrario sólo estaríamos creando un eficaz somnífero).

Como vemos, este útil ejercicio es de vital importancia no sólo para hacer una pausa y analizar a fondo nuestras acciones para darles continuidad o cambiar de estrategia, o crear una (porque es difícil de creer, pero hay muchísimas compañías, varias muy grandes, que carecen de una estrategia o un plan anual de marketing bien definido), además es importante para aprovechar toda esta ola de resultados y revisiones por parte de las empresas como un gran pretexto para relanzar mensajes y mostrar la importancia de nuestro trabajo, el crecimiento de la marca y lo que ha hecho. Nos gusta recordar en estas fechas, y volver a vivir esos momentos de gloria que nos inspiran.

Es la importancia de darnos cuenta de la valía de nuestro trabajo. Si no tenemos la información suficiente y relevante para armar un “Year In Review” de las marcas para las que trabajamos, ya seamos agencia o estemos del lado del cliente, eso implica un gran foco rojo que debe considerarse en nuestra planeación del 2015 y ahora sí, generar una acción que no sea del montón.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL