Cuando pensamos en cómo podemos vender un producto, marca o servicio de manera infalible, siempre consideramos todas las aristas que pueden pasar alrededor de una presentación al momento de la venta. Pero en muchas ocasiones no pensamos en aquellas que aunque aparentemente no son importantes, tienen un alto valor.

Más columnas de Roberto González:
5 tips para cautivar a tus shoppers
10 razones de por qué debes invertir en tu equipo
Shopper Intelligence para emprendedores
¿Shopper Marketing es pensamiento exclusivo de Trade & Ventas?

Y no solamente en ciertos momentos, en realidad en todo el tiempo. Me refiero al lenguaje corporal; dicha herramienta de comunicación es la clave de poder convencer a un Cliente indeciso y asegurar la venta.

Pero ¿cómo funciona?, muchos expertos cada día más ahondan en el tema, e inclusive se dedican a analizar gestos, posturas, tonos de voz y otros elementos que hacen que un presentador ante su audiencia sea 100% exitoso.

Este tema ya no es exclusivo de los Políticos y figuras públicas. Ahora a muchos empresarios les importa saber un poco más de ellos mismos y como explotarlos para ser exitosos en sus negociaciones. Pero más allá de todo, vale la pena que hagamos un análisis personal y veamos como podemos agregar atributos a nuestra conversación y lograr una empatía total con quienes nos comunicamos.

Por lo cual aquí te anexo algunos tips básicos en los cuales debes ahondar en tu introspección y que seguramente te ayudará mucho a crecer en tu forma de presentar y relacionarte con los demás.

1. Rompe el hielo y escucha, una sonrisa y actitud positiva hace que puedas empezar con el pie derecho, nunca cruces los brazos esperando que las personas se incorporen, deja que cada uno tome su tiempo, siempre atentos a ellos con una postura relajada, de pié y una gran sonrisa en el rostro. Un saludo de mano siempre será mucho mas aceptado y te pondrá en el centro de la conversación.

2. Genera posturas que irradien confianza, empieza la conversación agradeciendo la oportunidad de platicar, tus brazos son importantes y tu gesticulación hacia los que te escuchan, siempre atentos a ellos y esperando una conversación con ellos. El mirarlos a los ojos, en muchos momentos intimidan, sin embargo, la mirada puede ser un ancla positiva para generar empatía y atención.

3. Tu voz un gran aliado; el tono de voz debe ser un cumulo de tonos, es decir, no debe ser lineal, tiene que romper momentos, enfatizar, y hasta contar algún chiste con un tono diferente hará que no pierdas la atención de los demás al hablar. Siempre se agradece un toque de humor en el momento preciso y diriges mejor la presentación.

4. Dibuja tu conversación; piensa que no siempre debe ser igual, por lo cual, pausas para recapitular, enfatizar o cambiar de tema te ayudarán a tener una buena conversación.

5. Cuidado con la distracción; objetos en las manos, tics nerviosos o repetición de posturas incomodas (Brazos cruzados, movimiento excesivo de manos, entre otras cosas) harán que la gente pierda tu atención y se distraiga de tu conversación.

6. Escucha atentamente y acentúa la misma con ademanes corporales que denoten atención; a todos nos gusta saber que nos están poniendo atención, devuelve la cortesía.

7. Tu atuendo es importante, vístete para la ocasión, evalúa a tus clientes, no llegues demasiado elegante cuando tu Cliente no lo es, y lo opuesto. Tu ropa y aroma deben trabajar para ti y no en tu compra, cuidado un atuendo provocativo solamente distrae no te ayuda a vender realmente. No olvides cada elemento de tu atuendo, desde un par de zapatos bien cuidados y lustrosos hasta un peinado que te haga fortalecer la confianza ante los demás y el papel que representas.

Finalmente, recuerda que presentar ante un grupo de personas no es fácil, el ponernos nerviosos es natural, por lo cual ensayar antes, te dará mucho mas “tablas” para manejar la conversación.

Piensa que el lenguaje corporal simboliza el nivel de acercamiento y empatía que logras con tu cliente, y de esta forma debe ser muy cuidado y atendido en todo momento. La venta no es exclusiva de un producto, es la conjunción de un buen producto con una excelente experiencia de compra. Por lo tanto no descuides estos puntos tan importantes.

Así es como las grandes compañías ganan reputación y atención de sus clientes y estos los valoran en todo momento. Construyendo una buena imagen y reputación.

Y ¿tú? ¿Cómo construyes tu imagen?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL