La economía de México es un tema de análisis constante, y más aún con el nuevo tratado comercial con Estados Unidos y Canadá. La economía mexicana depende del humor del vecino de Norteamérica, debido a que nuestro país es uno de los principales destinos de las exportaciones, al igual que países como Canadá, China, Japón y Alemania, según OCDE.

Entre las principales exportaciones de Estados Unidos se encuentran los aceites de petróleo, automóviles para transporte de personas, medicamentos, entre otros. Sin embargo, la escalada de las compras chinas de productos energéticos de Estados Unidos, se estima impactará los flujos globales de transacciones de crudo si los proveedores estadounidenses expulsan a su competencia del principal mercado.

La aprobación del T-MEC trae buenas expectativas, en especial para el Gobierno estadounidense. Hay que recordar que el presidente Donald Trump calificó al nuevo T-MEC como el mejor y más importante acuerdo comercial de Estados Unidos. “Terminaremos el peor acuerdo comercial de nuestro país, el TLCAN”, dijo a finales de 2019.

Este jueves se espera que el pleno del Senado estadounidense vote el Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), donde se prevé la aprobación con amplio apoyo de los legisladores, con lo cual pasaría a manos del presidente Donald Trump para concluir su ratificación.

Sin embargo, José Ángel Gurría Treviño, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), ha señalado que el T-MEC fortalecerá la economía del país, pero “no nos va a sacar de pobres”. Según Infobae, el secretario general de la OCDE dijo que el T-MEC no va a resolver los problemas de México; se registrará un crecimiento, pero no será suficiente.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL