Así es, cuando sea grande quiero ser como el BTL. Quiero ser más alternativo que ahora, aun más loco y ágil, quiero tener la facultad de sorprender e inspirar, quiero tener la facultad de ir tocando vidas una a una.

En resumen quiero ser como el BTL, porque el BTL es un tipo de publicidad que nos recuerda que nuestras capacidades siempre están al servicio de convertir a los demás en personas especiales.

Con esta colaboración, mi deseo es que usted comience a aplicar las herramientas BTL en su vida, que lo haga día a día con sus proveedores, clientes, familia y amigos. Le cuento un par de ejemplos que he puesto en práctica y que sin lugar a dudas me han traído buenos resultados.

Cuando viajo a dar charlas, siempre llevo presentes para los anfitriones, procuro llevar parte de la identidad mexicana por medio de artesanías, libros, dulces, piezas de arte e ilustraciones de mi socio Oscar Asero. Lo anterior me ha permitido dejar pequeñas huellas que hacen que recuerden el momento, los motivos del mismo y mi presencia. Como puede apreciar, es una especie de activación que cambia según el viaje, la persona y el espacio disponible en la maleta.

A las personas nos encanta recibir obsequios, a 9 de cada 10 mexicanos consideran que es el pretexto correcto para iniciar una conversación, pues además es un buen mecanismo de interacción entre las marcas y los consumidores, los valores que podemos ver son generosidad y voluntad.

Hace días, antes al concluir un congreso de marketing, me puse a escribir en unas hojitas mensajes de agradecimiento, las notas eran para los compañeros conferencistas, para algunas personas del grupo organizador y para varios de los asistentes que se habían acercado al final de mi participación para conversar. En cada hoja coloque su nombre, les dedique un pequeño texto muy afectivo y un dibujo sencillo (caras felices, corazones, estrellas), luego los doblé, los entregué y dejé que la magia surgiera.

Esta claro que no todas las personas se impactan emotivamente, pero lo cierto es que aquellos que lo hacen, tienen efectos muy positivos. Me preguntaba una persona, esto qué es, le respondí que era un what´s prehistórico, lo invité indirectamente a recodar la infancia y a permitirse leerlo.

En ocasiones no se pueden llevar regalos para todos, pero si se puede tener guiños afectivos, pues el BTL es detallista, romántico y disruptivo, hace mucho con lo que esté al alcance, logra generar conexiones pues es honesto con la audiencia y decide arriesgarse a decir lo que muchas áreas del marketing prefieren callar por temor a desencadenar olas emocionales.

Les comparto algunos puntos para recordándole que si quiere ser grande, debe comenzar a aplicar el BTL a su vida, pues el buen juez, por su casa empieza.

  • Planee pero al mismo tiempo sea espontáneo, en eso radica tener esencia.
  • Involúcrese con sus audiencias, genere interacción.
  • Entregue más de lo que le piden, ahí radica el éxito personal.
  • Sea asiduo fan del FODA, tanto para usted como para los demás.
  • Renueve la estrategia con periodicidad, reinvéntese cada que pueda.
  • Sea valiente, nadie con falta de carácter y arrojo, se ha vuelto trascendente.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL