Cada vez las marcas adquieren compromisos con un impacto social, un factor que les permite crear conexiones emocionales con sus consumidores. Si bien, la lucha por una causa es una excelente manera para las empresas de aportar un mayor valor, es importante que se generen campañas que muestren de manera auténtica el mensaje de la marca.

Se estima que las causas sociales tengan una mayor relevancia en el marketing de las marcas para el desarrollo de experiencias. Según el reporte Experience is everything: 2019 Trends in experiencias marketing de Inspira, 57 por ciento de millennials encuestados están de acuerdo en que las marcas deben usar su voz para crear conciencia sobre temas sociales.

En México, las marcas se centran cada vez más en generar un impacto en su entorno. Es el caso de Subway que a través de su campaña “No salvemos a los popotes”, que busca generar una mayor conciencia ambiental para la reducción del uso de plásticos, la protección de especies en peligro de extinción, así como la limpieza y cuidado de las playas.

En entrevista, Héctor Huerta, director general de Subway México, ha señalado que pensando en los próximos años, la marca desarrolló una estrategia de valor para que el invitado que visita un punto de venta reciba una mejor oferta con impacto ambiental. 

Asimismo, “Pequeño Productor” de Fundación Walmart de México es un programa que busca desarrollar las capacidades de pequeños productores mexicanos en situación vulnerable para contribuir a su calidad de vida y sus comunidades.

A la fecha, “Pequeño Productor” ha logrado desarrollar más de 15 mi pequeños productores mexicanos, los cuales han colocado sus productos en tiendas como Superama y Walmart.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL