La mañana del miércoles 4 de diciembre se dio a conocer el caso de Karen Espíndola. Una chica que abordó supuestamente un taxi fuera de la estación del metro General Anaya. Acto seguido, le mandó un mensaje a su mamá, en el cual se decía que el conductor no le daba buena espina y que había sido grosero. Esa fue la última información de la mujer, cuyo nombre se convirtió en tendencia, con la finalidad de que la comunidad digital le ayudara a regresar a casa. Sin embargo, la mujer vuelve a ser tendencia este 5 de diciembre, después de que llegara a su propia casa y de que el periodista Ciro Gómez Leyva diera a conocer un video en el que se muestra a la implicada en un bar.

La historia detrás de la historia de Karen Espíndola

De acuerdo con el recuento de sucesos presentados por Ciro Gómez Leyva, Karen habría estado desde las 4 de la tarde del 3 de diciembre en el Bar Kali, el cual se encuentra en Coapa, a unos 800 metros de la casa de la chica. El mensaje que le habría mandado a su madre fue cerca de las 9 pm de ese mismo día. Ella salió del centro de consumo, en el cual estuvo acompañada de un hombre, a las 2:31 am del miércoles 4 de diciembre.

Sin embargo, todo parece apuntar a que hay más datos en la historia. El taxista que la llevó a su domicilio dice que la mujer abordó el transporte cerca de las 10:15 de la mañana. Para ese momento, según la declaración que el chofer realizó para el Ministerio Público de las Fuerza Antisecuestros, Karen se encontraba tranquila y sin preocupaciones.

Si bien es cierto que las autoridades y la mayoría de los familiares de la chica han preferido evitar las declaraciones públicas, lo cierto es que se ha mencionado que el video presentado por Ciro Gómez Leyva se integraría a la carpeta de investigación. El hermano de la aplicada, quien fue el que comenzó a realizar ruido en las redes sociales para localizar a su pariente, ha dicho que se equivocó en confiar en su hermana, pero que lo hizo con la intención de que no fuera la última vez que la viera con vida.

Daniel Espíndola, el hermano de Karen, fue atacado en redes sociales después de que se diera a conocer que la chica había estado en el Bar Kali toda la noche, pero también porque surgió a la luz que el muchacho fue acusado de agresión contra una mujer tiempo atrás.

Personal Branding y promoción de marca

Sin duda alguna, en términos estrictos de la mercadotecnia, Laura Karen Espíndola dañó de manera irreversible su personal branding. Actualmente su nombre es la principal tendencia en Twitter con 177 mil tuits. A diferencia del día de ayer, el hashtag #Karen fue usado por las personas para subir memes e expresar su indignación ante el caso, especialmente en un contexto en el que el feminicidio ha crecido un 111 por ciento en cuatro años, según GLAC-El Financiero.

El gran ganador de toda la situación es el Bar Kali, el cual se ha hecho promoción de manera indirecta al ser nombrado por distintos noticieros, lo cual ha incrementado la cantidad de impresiones respecto a esta marca y que, sin duda, ha tenido un impacto en su brand awareness, en el entendido de que ahora está en boca de todos. Incluso se ha mencionado que se encuentra en la zona de Coapa.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL