Si bien los partidos políticos, candidatos y programas emprendidos por esto actores del gobierno de un país suelen hacer, de manera periódica, una serie de campañas y emisión de mensajes, a fin de persuadir a la sociedad e informar sobre ciertos temas, es un hecho que esto se intensifica aún más cuando se está en un proceso electoral.

Y es que en 2018, el ejercicio electoral contempló no solo la votación por una figura presidencial, sino también a representantes de partidos políticos, así como gobernadores, presidentes municipales, alcaldes y demás servidores públicos, acción que requirió una importante inversión en estrategias de comunicación y marketing político que les ayudará a no solo ganar exposición, sino también los votos y aprobación del electorado.

Gasto, más allá del presupuestado

Luego de poco más de un año de los comicios de 2018, el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) dio a conocer los resultados en cuanto al gasto ejercido por los 32 estados de la República Mexicana, en términos de campañas de comunicación y publicidad.

De acuerdo con el instituto, el gasto registrado en comunicación, por parte de los 32 estados del país, fue de 4,665 millones de pesos, suma que, al sumar lo llevado a cabo por sus congresos locales, da un total de 8,038 millones de pesos, una diferencia que representa dos veces más el monto otorgado a comedores comunitarios en ese mismo año, según señala el Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2019, y que equivale a un 72 por ciento más al dinero que se había presupuestado para el rubro de comunicación.

El mismo Imco , a través de una publicación de Aristegui Noticias, también informó que, de las nueve entidades federativas que gastaron poco más del doble que les fue asignado ese año, estados como Puebla, Sinaloa y Veracruz excedieron aún más el presupuesto.

Aunado al gasto excesivo en campañas de comunicación y otras formas de promoción política, el Imco también manifestó que los gobiernos locales se han ocupado de favorecer a ciertas agencias y medios de comunicación, algo que no es reciente.

Gobierno, un cliente del BTL

A pesar de que los medios tradicionales siguen siendo un canal de promoción clave para los políticos en México, la creación de sitios web oficiales, contenidos en redes sociales, la entrega de artículos promocionales, así como la realización de eventos masivos, telemarketing, entre otras acciones, han servido para que la industria Below the Line se vuelva más relevante para este tipo de clientes.

El Estudio Anual de Inversión en BTL 2019, elaborado por el Departamento de Investigación de InformaBTL, muestra que el año pasado el Gobierno se ubicó como el décimo cuarto sector que más utilizó estrategias BTL en México (5.5%)

Te sugerimos: Conoce el gasto total en BTL de las campañas de los principales presidenciables.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL