• La llegada del coronavirus también ha significado la inclusión de una nueva estética.

  • Volaris anunció su alianza con la empresa chihuahuense Sinibí Jípe.

  • Algunas de las medidas de bioseguridad de la compañía de frente a la nueva normalidad es el uso obligatorio del cubrebocas durante todo el proceso del viaje.

La llegada del coronavirus ha significado un cambio en todos los sectores de la vida diaria, nuestra cotidianidad se vio asaltada por una nueva normalidad, y con ella a inclusión de una nueva estética.

La estética poscoronavirus prácticamente parece sacada de una ciencia ficción, los rostros cubiertos por un cubrebocas son un elemento común del paisaje urbano actual. Los cubrebocas parecen que han llegado para quedarse, múltiples marcas ya los incluyeron en sus colecciones de temporada y su uso por ahora obligatorio ya no solo protegen del coronavirus sino que ya representa individualidad y una extensión más para mostrar los gustos personales.

Era un proceso natural que algunos lugares se intentara hacer de este accesorio una plataforma para expresar la estética regional, es el caso de esta colaboración entre la comunidad Sinibí Jípe y Volaris.

Volaris y su alianza con Sinibí Jípe

La aerolínea mexicana anunció su alianza con la empresa chihuahuense Sinibí Jípe, grupo en que participan mujeres tarahumaras, la finalidad es elaborar cubrebocas con motivos rarámuris que serán entregados a sus clientes durante los vuelos.

Cada diseño está inspirado en motivos de la cultura rarámuri, llevará impreso el nombre y una foto de la artista que elaboró el cubrebocas. Según explicó Fernanda Martínez, fundadora de Sinibí Jípe, a Milenio, “los cubrebocas cumplen con las medidas sanitarias, es una tela repelente y con filtro”.

Volaris y las medidas de seguridad

Volaris tomará a la cultura rarámuri para hacerla parte de su protocolo de bioseguridad, de acuerdo a un comunicado de la empresa, “(Volaris) la primera aerolínea en México en llevar sus medidas de seguridad de cara al covid 19 a una lengua indígena para continuar con su misión de que más personas viajen bien”.

Algunas de las medidas de bioseguridad de la compañía de frente a la nueva normalidad es el uso obligatorio del cubrebocas durante todo el proceso del viaje. El empleo de distancia entre las filas, los tapetes desinfectantes y el uso de gel antibacterial , así como termómetros para medir la temperatura corporal son algunas medidas de la empresa.

Cubrebocas hechos por artistas mexicanas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que el uso de cubrebocas de algodón o tela, no son los adecuados para usar en un ambiente conglomerado, sin embargo estos cubrebocas son una alternativa para activar la economía en las comunidades indígenas como respuesta a la alta demanda de dichas herramientas y los precios elevados.

Por su parte comunidades de mujeres mixteca en la región de Nochixtlan Oaxaca han comenzado a realizar cubrebocas a partir de hojas de palma y tejidas, según dicen sus creadoras son mascarillas lavables que pueden reutilizarse.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL