Hace poco el mundo se sorprendió cuando lo que jamás se pensó se convertía en realidad, Apple y Google se asociaron, los archirrivales tecnológicos hicieron una rareza y decidieron ir juntos todo por la lucha contra el COVID-19. Ahora pasa algo similar, también por un bien común: Adidas y Allbirds.

Luego de “coquetear” en Twitter, las marcas anunciaron finalmente que pasaran de rivales a amigas, todo para buscar el bien común y en pro del medio ambiente, al intentar generar los tenis más sostenibles del mundo.

“Nuestras marcas no solo quieren participar en la conversación sobre sostenibilidad, queremos seguir siendo catalizadores y creadores de mejoras sustanciales”, dijo James Carnes, vicepresidente de estrategia de marca de Adidas, por medio de un comunicado.

La huella de carbono de los zapatos para correr es de entre 11.3 y 16.7 kilogramos de dióxido de carbono, lo que equivale al dióxido de carbono emitido por conducir entre 27 y 41 millas, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, por lo que el esfuerzo conjunto ayudaría mucho al medio ambiente.

Verdadero impacto

Si bien no hay fecha para informar sobre el impacto que tendrán los nuevos tenis, ni cuando planean que el producto de su nueva amistad salga al mercado, al menos Adidas tiene expectativas enormes si se considera que en reiteradas ocasiones ha informado que quiere reducir su huella de carbono en 30 por ciento para 2030 y ser neutral en carbono para 2050.

Las acciones de sostenibilidad de Adidas son notorios y fueron un parteaguas para otras compañías al utilizar el plástico oceánico para crear tenis, para sus oficinas y realmente en todo el proceso de la compañía, no solo lanzando una edición especial o limpiando playas, como algunas marcas lo hacen. La compañía realmente cambió sus procesos desde el fondo.

Otro de sus rivales, con el que aún no ha unido fuerzas, Nike tuvo que cambiar a raíz de esto y sumarse a la tendencia con tenis ecológicos llamados Space Hippie, hechos con materiales de desecho de los pisos de la fábrica que llegarían en julio de este año.

El mercado de zapatillas de deporte en todo el mundo durante 2017 se valoró en aproximadamente 62.500 millones de dólares y se pronostica que alcanzará un valor de 97.800 millones de dólares para 2024, de acuerdo con cifras proyectadas por Statista.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL